400 ballenas quedan varadas, 300 ya han muerto; héroes luchan por salvar las 100

Animales

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida. Imagina que vas por la playa y de repente te hallas con una escena terrible: cuatrocientos ballenas encalladas entre la arena… Cheree Morrison escuchó susurros y lo que parecían ser chillidos en la costa de Nueva Zelanda; y lo que halló por la mañana fue exactamente esa imagen de cuatrocientos ballenas tendidas sobre la arena, combatiendo por su vida.

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida

Desafortunadamente, al llegar al sitio, cerca de doscientos setenta y cinco ballenas ya habían fallecido, y el resto, prácticamente clamaban por su vida.

Inmediatamente, habitantes y visitantes de Farewell Spit, en Nueva Zelanda, se pusieron en acción para intentar asistir a estos enormes animales, y salvarles la vida al mayor número posible de ellos.

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida

En el trascurso de las horas, han fallecido ya trescientos ballenas, en una de las peores catástrofes de esta clase que se tengan registradas en N. Zelanda, pese a que es común que esta clase de situaciones ocurren, tanto en ballenas como en delfines.

Ahora se trata de una carrera contra el tiempo para salvar a las cien ballenas con vida. A decir de Mike Ogle, del Departamento de Conservación, las ballenas tienen una posibilidad razonable de subsistir, puesto que hay pocas señales de ampollas en la piel.

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida

El conjunto de voluntarios llamado Proyecto Jonah, dio cifras más exactas: fueron cuatrocientos dieciséis las ballenas encalladas, y cuando la marea subió, los voluntarios consiguieron volver al agua a cincuenta, mas prosiguen combatiendo por poder salvar otro tanto.

Cerca de quinientos voluntarios son los que se han acercado a la zona para respaldar esta pormenorizada tarea, puesto que, como podemos imaginar, el tamaño, peso y delicadez de la piel de estas criaturas, complican el trabajo.

Pese a las investigaciones que se han efectuado, los científicos todavía no descubren la causa de que tantas ballenas acaben encalladas, e inclusive ciertos han lanzado la hipótesis de que se trata de “suicidios masivos”.

Ciertos estudios han señalado que por lo regular es una ballena la que de súbito se lanza para la costa, y en una reacción instintiva, el resto se dejan ir tras ella con la intención de asistirla, mas acaban todas y cada una en exactamente en la misma situación, como en un caso así.

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida

Justo en el mes de febrero de dos mil quince, otras doscientos ballenas habían quedado encalladas en esta zona, y otra hipótesis son las aguas poco profundas que tiene la bahía en este sitio, si bien, como ya afirmamos, no hay una explicación total. Una de las voluntarias en el sitio, Ana Wiles, comentó:

“Nos las arreglamos para volver al agua a un buen número de ballenas, mas había un montón de ellas fallecidas en las aguas poco profundas, lo que fue muy triste”.

“Una de las cosas más bonitas fue que conseguimos salvar a una pareja de ballenas, y tuvieron bebés y los bebés siguieron”.

400 ballenas quedan varadas y luchan por salvar su vida

Los voluntarios han creado una gran cadena humana a fin de que las ballenas que son regresadas a una zona en la que puedan flotar ya no retornen a la costa, sino prosigan para aguas más profundas.

Un valiente esmero de estas personas por salvar la vida de las poco afortunadas ballenas… esperemos esto sirva como un ejemplo y nos ocupemos más de estas cosas, que son las que verdaderamente importan…

Compartir

Comentarios