Falta al trabajo por cuidar a su hijo con cáncer; sus amigos trabajan 3000 horas extras por él

Noticias

650 compañeros hicieron horas extras por su hijo enfermo. Existen muchas formas de ayudar a alguien que lo precisa, ciertos donan dinero a fondos especiales, pero otros sencillamente se soban el espinazo por sus compañeros. Si deseas saber lo que es “poner el hombro” por un compañero, esta historia te lo describe de forma insuperable.

Los 650 colegas de un hombre, trabajaron más de 3 mil horas de tiempo extra para dejarle que pudiese cuidar de su hijo que combatía la leucemia, después de que su madre muriera. Andreas Graf perdió a su mujer súbitamente justo cuando a su hijo le diagnosticaron leucemia.

650 compañeros hicieron horas extras por su hijo enfermo

650 compañeros hicieron horas extras por su hijo enfermo

Graf, de 36 años, debió comenzar a usar día tras día de su vida para cuidar de su hijo Julius cuando se le diagnosticó leucemia a la edad de 3 años. De esta forma, debió parar de ir a trabajar, lo que le privaría de ingresos.

Julius estuvo en el centro de salud 9 semanas después de sus diagnóstico inicial, pero cuando estaba por retornar a su casa, su madre murió por una enfermedad del corazón.

Su papá entonces dedicó su tiempo a cuidar de su hijo, pero preocupado por tener que dejar su empleo por la muerte de su esposa y la enfermedad de su hijo, sus compañeros metieron el hombro por él.

Los colegas comenzaron a donar su tiempo extra para ayudarlo. Todos los 650 miembros de la compañía Seidel donde trabaja Graf, firmaron una carta compromiso. Todos.

Después de un par de semanas de laborar horas extras, reunieron un total de 3,264.5 horas de trabajo. Sin la ayuda de sus compañeros, Graf hubiese perdido su empleo, despedido por sus patrones.

La jefe de recursos humanos, Pia Meier, confirmó que no hubo una sola persona en la compañía que no hubiese donado horas extras a Andreas Graf. Eso le dejó a Graf tomarse más de un año fuera de su trabajo para cuidar de su hijo.

Por suerte, después de las quimioterapias, Julius ahora se siente mucho mejor y se pudo ir a casa.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


Loading...

Comentarios