Artista hace increíbles Tatuajes Temporales a niños enfermos para darles ánimos

Artista del aerógrafo hace tatuajes temporales a chicos en hospitales. Puedo apostar que la mayor parte de nosotros, cuando éramos pequeños, deseábamos estar llenos de tatuajes. Ciertos, aun, nos pintábamos los brazos o bien adquiríamos tatuajes temporales. Ya de grandes la resolución se transformó en algo más sencillo: permanente o bien temporal.

Artista del aerógrafo hace tatuajes temporales a chicos en hospitales

Artista del aerógrafo hace tatuajes temporales a chicos en hospitales

Pero aun así recuerdo que, ya fuera de henna o bien transfer, nos agradaba alardearles a nuestros amigos el diseño en nuestros brazos; no obstante nada equiparado a los tatuajes temporales de estos chicos de N. Zelanda, que ahora son más realistas y han provocado mucha polémica, puesto que son muy populares.

 

Todos son obra de Benjamin Lloyd, un neozelandés quien, en verdad, es artista aerógrafo y últimamente enfocó su atención en hacerles tatuajes a niños  y adultos.

Lloyd descubrió que las reacciones de los pequeños ante su obra eran fabulosas, y para que su trabajo valiese la pena; además de esto, los tatuajes son temporales, simples de lavar y los padres están contentos con esto.

 

Mas hay una razón más profunda y personal por la que Benjamin hace este trabajo: empezó haciéndole tatuajes a su pequeño hijastro, quien desafortunadamente murió hace dos años; pequeño tenía solo siete años.

Utilizando pigmentos negros a base de agua, sus diseños no solo lucen artísticos, semejan tatuajes reales… así, piensa que sus tatuajes ayudan a fortalecer la confianza de los pequeños que reciben algún tratamiento o bien están de paso en los centros de salud que visita.

 

Benjamin, afirma que una parte de esto lo hace pues recuerda que su niñez fue pesada, en tanto que sus compañeros lo molestaban  por tener una enorme cicatriz que tenía en su mano por una quemadura que sufrió:

“Me molestaban día a día en la escuela, así que yo mismo dibujaba algo sobre la cicatriz. Practiqué mucho, mejoraba cada vez, ocasionalmente los chicos me buscaban a fin de que les pintase y les cobraba tarjetas deportivas, o bien canicas”.

 

“Ahora lo hago por estos chicos, quienes se sorprenden con el resultado final, puesto que cuando se ven el tatuaje su confianza crece”, afirmó Benjamín, quien agregó que cada tatuaje le toma, más o menos, diez minutos en completarse.

 

Loyd ha subido una parte de sus obras a redes sociales, donde ha recibido un montón de atención por parte de miles y miles de usuarios que consideran que su arte es inspirador, puesto que los pequeños se ven felices, y aplauden la preocupación de Lloyd por los chicos enfermos.

 

Indudablemente, Benjamin Lloyd es una enorme persona, y su arte es fantástico. Si te resulta interesante conocer más de su obra puedes darle una ojeada a su Fb y también Instagram.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios