Boda en EE.UU. deja un brote de 177 personas contagiadas y 7 muertes por Covid-19

Parece que ciertas personas persisten en no atender las medidas sanitarias para evitar contagiarse de Covid-19 y efectúan acontecimientos con grandes concentraciones de gente, lo que evidentemente ha tenido sus consecuencias, si bien pese a esto de todas formas no han entendido y siguen brotando contagios masivos, como este que se presentó en Maine, E.U., que provocó que 177 personas se infectaran y ya hay 7 que han fallecido.

Desafortunadamente lo que en su instante fue celebración el día de hoy es una desgracia, y es que si bien solo se había tolerado que se reunieran 50 personas, acabaron por congregarse 75, y lo peor es que de ellas 24 dieron positivo al Covid-19 y de ahí se extendió el contagio que ha desencadenado en un esencial brote que tuvo víctimas fatales.

El Centro de Control de Enfermedades de Maine notificó que al instante se han registrado 177 contagios, y 39 se presentaron en un retiro para ancianos, que como sabemos es la población que se considera la más frágil para ser atacada por la enfermedad y presentar síntomas graves. De las 7 muertes al instante, 6 sucedieron en este sitio, y es que un empleado vive a la vera de uno de los asistentes a la boda y seguramente de esta manera se dio el contagio.

Un guarda del centro penitenciario en la urbe asistió a la boda y más tarde se dio un brote de 80 casos en este sitio, con lo que se sabe que los 177 casos corresponden a una consecuencia de haber efectuado la liturgia sin continuar los protocolos precisos, tanto en la iglesia como en la posada Big Moss Inn, donde se realizó la celebración.

Aún más triste resulta el hecho de que de las 7 personas que murieron ninguna estuvo en la celebración, con lo que fueron los asistentes quienes extendieron el virus con las fatales consecuencias para quienes quizás sí se habían estado cuidando y tomando en cuenta las medidas sanitarias precisas. Muchos piensan “que no pasa nada”, y quizás tengan suerte de no presentar dificultades, pero como vemos, podemos dañar al resto.

Janet Mills, gobernadora de Maine, hizo un llamado a los ciudadanos a seguir extremando cautelas puesto que un desatiendo puede tener serias consecuencias como sucedió en un caso así, donde por no resistirse a participar de una celebración y divertirse un rato, 7 personas perdieron la vida y existen muchas más bajo riesgo, aparte de que esto extiende aún más la presencia del virus. Ojalá esos que piensan que no hay peligro ya comprendan y se comiencen a cuidar, y de este modo cuidarnos a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.