in ,

China reporta presuntos casos de “Peste Bubónica” en Mongolia; el 2020 entra en nueva fase

No salimos de una cuando brota otra nueva dificultad: Autoridades en Mongolia Interior, que pertenece a China, según lo que parece hallaron un caso de peste bubónica, enfermedad que produjo la peste negra, una de las pandemias más mortales que haya conocido la humanidad, con lo que la alarma está en su nivel máximo, y no es para menos.

Un centro de salud en Bayannur, una provincia al Nordoeste de Pekín, fue donde se registró este caso e inmediatamente dieron aviso a las autoridades sanitarias, con lo que inmediatamente se emitió una alarma de nivel tres, en las que el nivel máximo es 4,y de esta manera tomar las medidas pertinentes y no se extienda esta enfermedad, que se transmite mediante pulgas y otros animales infectados y puede ser mortal.

Una bacteria es la autora de esta enfermedad, y a lo largo de la Edad Media ocasionó la muerte de 50 millones de personas en Europa. La peste bubónica produce inflamación de los ganglios linfáticos y dolor, como tos, fiebre y escalofríos, y según lo que parece está de regreso, con lo que se trata ahora de contener su avance, pues aún no se controla el coronavirus y sería complicado atender otra pandemia ahora.

Las autoridades hicieron el llamado a las personas a fin de que eviten el contacto con las persona, así como salir a apresar animales y consumir productos que consideren sospechosos, sobre todo las marmotas, que es un animal que se habitúa consumir en Mongolia Interior y se sabe es una de las primordiales portadoras de la bacteria, con lo que le solicitan que no las consuman y que reporten si encuentran una que este muerta.

Hoy en día existe el peligro de que se extienda una epidemia de peste humana en esta urbe. La gente debe acrecentar su conciencia y capacidad de autoprotección, y reportar condiciones de salud anormales inmediatamente.

-Autoridad de Salud en China, en medios locales

Apenas el año pasado se registró la muerte de una pareja contagiada por la peste bubónica, y después se supo que habían consumido carne y los riñones crudos de una marmota, lo que según parece es algo común en esta zona de China, lo que incrementa el peligro de que se transforme en un nuevo dolor de cabeza para todo el planeta.