Chuck Norris pone fin a su carrera cuidará a su esposa y demanda a 11 empresas farmacéuticas

Amor

Chuck Norris renuncia a su carrera para cuidar a su esposa. Chuck Norris es el héroe por antonomasia y pese a que sus fans les apene, el actor ha decidido separarse de su carrera para cuidar de su esposa, Gena O’Kelley, quien se halla en un estado crítico de salud desde el 2013, tras percibir un tratamiento de resonancia magnetica.

Chuck ha comenzado una batalla legal contra 11 empresas farmacéuticas, que conforme el protagonista de la serie Walker, Texas ranger, han envenenado a su esposa con una substancia usada en las resonancias magneticas.

Chuck Norris renuncia a su carrera para cuidar a su esposa

Chuck Norris renuncia a su carrera para cuidar a su esposa

Ahora, ha decidido retirarse de la actuación para dedicarse tiempo completo a Gena O’Kelley:

Abandoné mi carrera en el cine para dedicar mi vida entera a sostener viva a Gena, eso es lo más esencial, que siga con nosotros y que lo que le pasó a ella no lo padezca absolutamente nadie más.

Desde hace 4 años, Gena O’Kelly recibió 3 inyecciones para facilitar la visibilidad de la resonancia magnetica, en una investigación para determinar las peculiaridades de su artritis reumatoide; no obstante, la pareja comenta que la inyección contiene gadolinio, un metal que daña el organismo.

El gadolinio es un factor metálico que marcha como agente de contraste en resonancias magnéticas, pero conforme diferentes estudios, resulta perjudicial para el cuerpo humano, en concreto para órganos como el cerebro, los pies y los huesos.

Tanto Chuck como Gena piensan que los efectos han sido paulatinos, y han ido empeorando transcurrido el tiempo. El matrimonio está combatiendo por eludir que en E.U. se siga inyectando el químico a más personas. Es empleado en más de 300 millones de pacientes desde la década de 1980.

Los estudios sobre este metal no han revelado que sean perjudiciales para el cuerpo humano, y su empleo se considera más beneficioso que dañino; no obstante una agencia sanitaria de la UE ha recomendado la suspensión del gadolinio, como media precautoria.

Norris y su esposa comentan que los daños son palpables y en el caso de Gena han empeorado poco a poco, hasta llegar a un grado crítico; por el momento han gastado más de 2 millones de dólares americanos en un tratamiento para contrarrestar los efectos degenerantes.

Esta es la causa por la que Chuck Norris, el héroe de pantalla preferido de todos ha decidido separarse de la actuación; no obstante, su trabajo combatiendo por la justicia no acabará acá, puesto que ahora se encara a una lucha legal a fin de que se prohíba el empleo del gadolinio en miles y miles de pacientes en los E.U..

Estamos seguros que lo conseguirá, pues no existe nada que el señor Chuck Norris no pueda hacer.

Compartir

Comentarios