Jaque mate, veganos: carne y queso son la clave de la felicidad y una vida prolongada

Noticias

Comer carne y queso es la clave de la felicidad y larga vida. Tratándose de comida, no cabe duda que lo que nos agradaría oír es que lo que más nos agrada o bien lo que consumimos más es lo mejor para nuestro cuerpo, pero verdaderamente eso no sucede tanto como quisiéramos.

Alto ahí, no te desalientes, el día de hoy es un día diferente, pues traemos noticias que van a alegrar tu estómago y van a aumentar tu hambre, debido a que una investigación reciente halló que comer comestibles como: carne, queso y mantequilla, son el secreto para una vida más larga, a la inversa de lo que se creía sobre los regímenes bajas en grasa.

Comer carne y queso es la clave de la felicidad y larga vida

Comer carne y queso es la clave de la felicidad y larga vida

Esta fantástica investigación fue llevada a cabo por parte de miembros de la Universidad McMaster, en Hamilton, Canadá, quienes estudiaron a 135 mil adultos y hallaron que los que evitaban las grasas tienen un promedio de vida considerablemente más corto que los que gozan de la mantequilla, queso y carnes.

Las investigaciones, curiosamente hallaron que los regímenes bajas en grasas podrían acrecentar el peligro de una muerte temprana en cantidades proporcionalmente notables.

El estudio no está en disconformodidad con los diferentes campos de salud a nivel del mundo que emiten el tradicional consejo que induce a reducir las grasas pero lo que sí se comenta es que los que siguieron estas indicaciones tendían a comer comestibles demasiado pesados ​​como el pan, la pasta y el arroz.

Y aquellos que consumieron más hidratos de carbono y azúcares refinados que se hallan en las bebidas gaseosas y comidas procesadas, encararon un 28 por ciento de peligro de muerte prematura.

El NHS advierte que demasiada grasa sobresaturada eleva los niveles de colesterol, incrementando el peligro de enfermedades del corazón.

Pero la última investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, en Barsa, ​​encontró que aquellos con bajo consumo de grasas sobresaturadas aumentaron las posibilidades de muerte temprana en un 13 por ciento en comparación con los que comen demasiado.

El investigador doctor Andrew Mente, miembro de la Universidad McMaster, dijo:

Nuestros datos sugieren que los regímenes bajas en grasas ponen a las poblaciones en mayor peligro de enfermedad cardiovascular. Sería perfecto conseguir el equilibrio de las grasas y los hidratos de carbono en su dieta, añadiendo en torno a 35 por ciento de calorías procedentes de las grasas.

Si bien esto estaría fuera de línea con la guía del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, donde los funcionarios de salud aún advierten a los británicos que reduzcan su consumo de productos de origen animal como la mantequilla, el queso y la carne roja para resguardar su corazón; no más de 30 gramos diarios para los hombres y solo 20 para las mujeres.

Ahora gracias a las nuevas investigaciones tenemos la libertad de acrecentar las proporciones de ingesta y no sentirnos mal por comer tanta carne y productos grasosos, claro, sin exagerar.

Compartir

Comentarios