Comió solo pollo frito de KFC durante una semana y logró bajar de peso

Curiosidades

Quizás quieres bajar de peso, mas el solo hecho de meditar en comer ensaladas y un montón de comestibles ásperos hace que se te quiten las ganas y pierdas todo el ánimo; mas despreocúpate, quizás ya existe la opción para hacerlo sin padecer.

Mike Jeavons tiene treinta y cuatro años, vive en R. Unido, y decidió efectuar un experimento: comer solo comestibles de Kentucky Fried Chicken a lo largo de una semana y ver si de esta forma conseguía bajar de peso. Semeja algo absurdo, mas la cuestión es que el resultado fue positivo.

De entrada, Mike adora el pollo frito que venden en este sitio, con lo que decidió probar esta “dieta” (que como es natural ningún médico le hubiese recomendado) a lo largo de una semana y ver qué sucedía.

No se trató de comer todo cuanto quisiese, sino limitó su consumo a dos con cero calorías cada día, con lo que consiguió bajar un kilogramo en esos siete días, y eso suena bastante bien, si bien existen algunos inconvenientes que has de saber antes que salgas corriendo al KFC más próximo.

Primero, la economía, pues el menú que se ofrece en estos restoranes de comida veloz no es exactamente económico, aparte de que vas a deber añadir el costo del transporte si no hay uno cerca de tu hogar, y es una cosa que no vas a poder preparar en casa.

Mas eso no es todo; Mike presentó cefaleas y una sed incesante, esto por el hecho de que por medio de sus comestibles aumentó su consumo de sal hasta en un ciento cincuenta por ciento, y el de grasas en un doscientos cincuenta por ciento, que con el tiempo se transforman en una bomba para cualquier organismo.

De esta manera resumió su aventura este hombre:

“Me encanta KFC y deseaba ver si todavía me encantaría si fuera todo cuanto comiese a lo largo de una semana. Una vez que detuve el experimento, la semana siguiente sentí sed incesante y cefaleas. ¡Verdaderamente extrañaba a KFC!”

“Fue muy entretenido comer toda esta comida traviesa. ¡Todos y cada uno de los días estaría deseoso por comerla! Es excelente como un regalo eventual, ¡mas no es una cosa que aconsejaría comer todos y cada uno de los días! ¡Fue ameno mas no me agradaría regresar a hacerlo!”

Esto suena lógico, pues además de esto en cierto instante fastidia comer lo mismo todos y cada uno de los días, si bien sea tu comida favorita; además de esto, debes tener en consideración que lo primordial es tu salud, no únicamente bajar de peso.

Ya hemos visto previamente a otro tipo que bajó de peso comiendo únicamente en McDonald’s, utilizando exactamente la misma táctica de limitar el consumo de calorías, conque la fórmula es fácil: no comas tanto y listo.

Mas entonces vienen las dificultades de otro tipo, como en un caso así el consumo de sal y de grasas, con lo que, si bien no te guste, debes tener una nutrición balanceada; en caso contrario, tarde que temprano van a venir los inconvenientes.

Esto sonaba prometedor, mas no hay dicha completa; con lo que si deseas utilizar esta “dieta”, ten por seguro que en un breve lapso de tiempo presentarás inconvenientes más severos que esos kilogramos que tienes de más.

No lo tomes a la ligera y asiste con un especialista: ni las hamburguesas ni el pollo son la contestación. Lo sentimos.

Compartir

Comentarios