in ,

Cómo hacerte una Big Mac con ingredientes frescos mientras estás en cuarentena

Caballeros, esta cuarentena ya nos tiene hartos. El no poder salir, el no poder ir a nuestros lugares preferidos ya nos está fatigando un poco… No obstante, para poder sostenernos sanos y salvos para el día en que todo esto finalice, debemos continuar en casa.

A Dios gracias hay un elevado número de aplicaciones para solicitar comida a domicilio de tus restaurantes preferidos, si bien en ocasiones preferiríamos saber la receta de nuestros platillos preferidos y prepararlos nosotros mismos; de esta forma controlaríamos el costo y la calidad, para cambiar.

De ahí que el día de hoy les traemos la receta original de la hamburguesa Big Mac, de McDonald’s, una de las más conocidas en el planeta. Así es, varones, desde como hacer el exquisito aderezo hasta la preparación de la jugosa carne. Y no te asustes, realmente es bastante fácil y no necesitarás ingredientes extraños, sino más bien puras cosas que puedes hallar en el súper. Comencemos…

Para hacer el aderezo

El aderezo de la Big Mac es la parte clave de todo el tema. Si bien siempre y en toda circunstancia ha habido misterios tras su preparación, ahora te percatarás de que es la cosa más fácil para preparar. Necesitamos:

  1. 50 Gramos de mahonesa
  2. 30 Gramos de chalota o bien cebolla (en minitrocitos)
  3. 30 Gramos de pepinillos dulces (en minitrocitos)
  4. 40 Gramos de cátsup
  5. 15 Gramos de mostaza
  6. 1/2 Cucharadita de ajo en polvo
  7. 1/2 Cucharadita de cebolla en polvo
  8. 1/2 Cucharadita de pimentón dulce
  9. 1 Cucharadita de vinagre de vino blanco

Junta todos y cada uno de los ingredientes en un tazón y mézclalos hasta el momento en que quede una crema uniforme de color naranja sutil. Vas a dejarla reposar en el refrigerador a lo largo de por lo menos una hora.

Para hacer las hamburguesas

Esta receta está planeada para hacer 4 hamburguesas, con lo que si haces aproximadamente es solo cuestión de recortar o bien añadir a las medidas que te vamos a dar a continuación:

  1. 2 Cucharaditas de aceite
  2. 400 Gramos de carne picada
  3. Una pizca de sal y pimienta
  4. 1/2 Cebolla cortada en dados
  5. 8 Panes de hamburguesa
  6. Lechuga cortada finísima
  7. 2 Pepinillos agridulces
  8. 4 Rebanadas de queso americano

La primera cosa que debes hacer es poner a remojar los dados de cebolla en agua con hielo. Déjalos ahí mientras que efectúas el resto de la receta. Comienza tostando tenuemente los panes en una sartén, y una vez listos ponlos a un lado. Añade sal y pimienta a la carne y divide los 400 gramos en 8 porciones iguales. Fríelas en la sartén con el aceite, unos 2 minutos por cada lado, y cuando queden ponles encima un pedazo de queso a fin de que se funda.

Para montar las hamburguesas, saca el tazón del aderezo de la nevera y unta con ella la parte de abajo de los panes. Agrega encima la cebolla bien escurrida, la lechuga y una carne. Entonces pone la segunda base de pan y más salsa, más cebolla, más lechuga, los pepinillos en rodajas y la carne con el queso para arriba.

Y ahí lo tienen, les prometo que les van a quedar mejor que las originales, puesto que están recién hechas y con ingredientes frescos, aun más asequible, a fin de que no les pase lo que al millennial que pagó miles por una hamburguesa deconstruida del Shake Shack…