Sylvester Stallone comparte su régimen de entrenamiento para cada película de ‘Rocky’

Cómo se puso en forma Sylvester Stallone para Rocky. Hace cuarenta años Sylvester Stallone, apareció en los cines con sus shorts de boxeo, como Rocky Balboa. Y desde ese momento se ha vuelto uno de los favoritos con sus películas, y todo el planeta lo recuerda gritando “Adriaannnn” o bien corriendo con la canción Eye of the Tiger; mas pocos saben el adiestramiento que llevó para el papel.

Cómo se puso en forma Sylvester Stallone para Rocky

Cómo se puso en forma Sylvester Stallone para Rocky

Si bien las películas han variado en calidad, lo que jamás cambió fue el físico del pugilista italo-americano. Para cada película, el régimen de adiestramiento era diferente, conforme el resultado buscado.

En Rocky Balboa, la idea era verse más grande, al tiempo que en Rocky III, el propósito era tener un torso más marcado y delgado.

“Quería verme como Tarzán, delgado, prácticamente como un gato; deseaba eludir el volumen y buscar músculos bien desarrollados. Comencé un programa de alzamiento de pesas de alta intensidad, adiestrando un par de veces al día. Cuando hice Rocky, acrecenté mis ejercicios”.

Para conseguir su renombrado abdomen y pecho, procuró la ayuda un par de veces de Mr. Olympia, Franco Columbu. El adiestrador que asimismo trabajó con Arnold Schwarzenegger. Los dos trabajaron juntos para las películas de Rocky y Rambo.

“Tuve que cargar a ‘Sly’ con un sinnúmero de adiestramiento por el hecho de que deseaba llegar al límite, precisamente tal y como si se preparase para el concurso de Mr. Olimpia. Eso quiere decir que hiciese 2 adiestramientos al día, 6 días por semana. Debí dejar prácticamente todo lo demás para concentrarme en ponerlo en la mejor manera de su vida”.

Franco Columbu

Fundamentalmente, Sly estaba copiando el adiestramiento de Mr. Olimpia de Columbu, utilizando exactamente los mismos pesos en una rutina que consistía en trabajo en la mañana y en la tarde, con un par de días de reposo en régimenes de un par de semanas.

“Usé un programa que era conveniente para él y entonces lo llevé poquito a poco, acrecentando los pesos. Sabía que eso lo motivaría a intentar proseguirme el paso. Si tomaba un peso y hacía doce reiteraciones, Sly debía intentar alcanzarme y hacer cuando menos 7. Al final, quizá soy más fuerte que el, mas no por mucho”.

“Luego, al siguiente set, hacía quince reiteraciones, y trataba de alcanzarme haciendo 10”.

Para esa película, Rocky III, Stallone hacía veinte rondas de sparring en el ring, 2 horas de alzamiento de pesas, corría 2 millas, y brincaba mucho la cuerda.

Su dieta era muy específica: ya antes del desayuno, tomaba un vaso de aminoácidos; en el desayuno, se comía 3 huevos, avena, pan tostado, papaya fresca y ciertos higos; en el almuerzo, pollo sin piel, ensalada, higos y calabazas; en la cena, ensalada, pescado, pan con mucha fibra y esporádicamente ternera.

Compartir

Comentarios