Compañías automotrices le dirán adiós al “olor a auto nuevo”; es nocivo para la salud

Estrenar un carro es de las mejores sensaciones del planeta, y el aroma a nuevo que se sostiene a lo largo de los primeros meses de emplearlo es intoxicante… literalmente, y de ahí que está a puntito de desaparecer.

Los carros recién salidos de factoría tienen un fragancia propio que no es creado a propósito por medio de un aromatizante, sino mana de los compuestos orgánicos volátiles (COV) de los materiales utilizados en los interiores de los vehículos. Es un aroma sin parangón, pero no es tan bueno como creíamos.

Hay 8 COV primordiales dentro de un carro: acetaldehído, acroleína, benceno, etilbenceno, formaldehído, estireno, tolueno y xileno, y proceden de los plásticos, textiles, pegamentos y otros materiales con los que se fabrica el interior de un vehículo cuando es expuesto a la luz y el calor. El inconveniente es que estos químicos son dañinos al entremezclarse.

El síndrome del vehículo enfermo es un cuadro de síntomas como irritación de ojos, estornudos, mareos, falta de aire, fatiga, náuseas y cefalea, asociados de manera directa con el empleo de un carro nuevo.

Ya desde el 2005 había registros de reacciones alérgicas provocadas por el fragancia de autos nuevos, y en Corea del S. empezaron a establecer lineamientos sobre los COV en el 2007. El Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte de esa nación hizo una encuesta, y descubrió que el 511 por ciento de los compradores de autos nuevos padecieron este síndrome.

Países como Japón y Rusia asimismo se dieron cuenta del inconveniente, y también hicieron reglas sobre los materiales del interior de los carros. Ahora en China ya hay una legislación que fuerza a los fabricantes de vehículos a emplear nuevos materiales sin fragancia en su producción, y que va a ser actual desde el 2021.

Este cambio de materiales es una parte de la llamada Resolución Mutua No. tres de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, y probablemente pronto se extenderá a más países.

El fragancia a auto nuevo es inigualable, pero por desgracia asimismo es peligroso para la salud; con lo que cerrar los ojos y gozar el aroma en tu vehículo recién salido de la agencia va a ser cosa del pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.