Sospechaba de su novia y se hizo pasar por su amigo en Snapchat para pedirle “nudes”

Curiosidades

Crea cuenta de Snapchat: sospechaba que su novia lo engañaba. En ocasiones el macho enojado puede resultar igualmente vengativo que una mujer, con lo que cuando este receloso novio sospechó que su novia y su amigo traían algo, creó una cuenta falsa de Snapchat y consiguió que le enviara ciertas fotografías haciéndose pasar por él.

Crea cuenta de Snapchat: sospechaba que su novia lo engañaba

Crea cuenta de Snapchat: sospechaba que su novia lo engañaba

El novio se hizo pasar por otro en la famosa aplicación y capturó a su novia. Después tomó venganza y compartió las escandalosas fotografías en Fb.

Crea cuenta de Snapchat: sospechaba que su novia lo engañaba

No se sabe el nombre del novio y la novia, más se cree son de E.U.. Las fotografías de la chica se han vuelto virales. En ellas, podemos ver a la novia, no identificada, posar en lencería, exponiéndose frente a la cámara y mandando estas imágenes a, quien creía, su amigo en común.

El muchacho ya venía sospechando que su novia y amigo tenían algo a sus espaldas, con lo que creó la cuenta falsa, utilizando fotografías de su amigo, y empezó a charlar con su novia para atraparla. La charla pronto se acentuó, y empezó a mandarle fotografías…

Crea cuenta de Snapchat: sospechaba que su novia lo engañaba

Sin ella saberlo, el auténtico receptor fue su novio y si bien los snaps se suprimen tras unos segundos tomó capturas como evidencia del hecho. Entonces las subió a Fb y etiquetó al amigo en común, con el que la novia pensaba estar hablando. Él escribió:

“Estos snaps eran para ti. Por último la capturé y debí fingir que era tú, con lo que acá está, hombre, he terminado con ella”.

Crea cuenta de Snapchat: sospechaba que su novia lo engañaba

La mujer no parece haber comentado sobre el estatus. En todas y cada una de las imágenes su semblante está escondo o bien parcialmente oscurecido, lo que lleva a ciertos a cuestionar si el blog post es auténtico o bien, en verdad, un engaño.

Compartir

Comentarios