‘Hazlo y punto’: alentó a su novio para que se suicidara y ahora pasaría 20 años en la cárcel

Curiosidades

Culpable: novia de sangre fría incitó al novio a suicidio. Michelle Carter, la joven de sangre fría que manipuló e incitó a su novio a que se suicidara, después de decirle más de cuarenta veces que lo hiciese, ha sido encontrada culpable de asesinato involuntario.

Llorando en la corte, la joven y maligna mujer fue notificada por el juez Lawrence Moniz, que los mensajes mandados a su novio, Conrad Roy III, no eran únicamente inmorales sino más bien ilegales, reportó el New York Times. La resolución fue inopinada para muchos especialistas. La resolución de culpabilidad quiere decir que las palabras de una persona pueden llevar a la muerte.

Culpable: novia de sangre fría incitó al novio a suicidio

En dos mil catorce, Michelle, entonces de diecisiete años, llamó a su novio de dieciocho y le afirmó que se suicidara. Poco después, Roy se suicidó con monóxido de carbono, proveniente del escape de su auto, al encerrarse en la cabina y llenarla de humo.

Ya antes de fallecer, Roy vaciló y salió del vehículo al sentirse mal, pero Michelle le ordenó por teléfono que se metiese nuevamente. Roy fue encontrado muerto en su camioneta al día después.

Además de esto, posiblemente las razones que la llevaron a eso no se sepan jamás, pero el fiscal afirmó que su motivación fue ser percibida como la “novia doliente”.

Culpable: novia de sangre fría incitó al novio a suicidio

El juez apuntó que Michelle aceptó en mensajes de texto que no había hecho nada para ayudarlo y no llamó a la policía ni a la familia de Roy. Sencillamente no dio una fácil instrucción: “sal de la camioneta”, afirmó la juez.

Michelle aún no recibe sentencia, pero podría ser de veinte años de prisión, con lo que saldría a los cuarenta años de edad. Hoy en día tiene veinte años de edad.

La joven fue parte esencial de la muerte de Roy al manipularlo en un estado frágil. En el intercambio de mensajes, encontrado por los detectives, se puede ver de qué forma la novia, Michelle Carter, lo animó a quitarse la vida.

Los mensajes

Uno de los primeros mensajes que le manda a su novio de dieciocho años, dice: “Creo que tus padres saben que estás mal”.

  • No digo que desean que lo hagas, pero francamente, creo que podrían admitirlo.
  • Ellos saben que no hay nada por hacer. Han tratado de ayudar.
  • Todo el mundo ha tratado, pero hay un punto en que no existe nada que absolutamente nadie pueda hacer para salvarte, ni tan siquiera tu mismo.
  • Y has llegado a ese punto y creo que tus padres saben que has llegado a ese punto.
  • Afirmaste que tu mamá vio algo de los suicidios en tu computadora y que no afirmó nada.
  • Creo que sabe en su mente y está lista para ello.
  • Todo el mundo va a estar triste por un tiempo, pero se les va a pasar y seguirán adelante.
  • No van a estar deprimidos. No permitiré que eso pase.
  • Ellos saben que estás realmente triste, y saben que harás esto para ser feliz y considero que lo comprenderán y lo admitirán.
  • Siempre y en todo momento te van a tener en sus corazones.

Una vez que Roy III revelase que se sentía nerviosísimo y atemorizado por su muerte, Carter le responde animándolo a que lo haga.

  • No tengas temor. Ya tomaste esta resolución y si no lo haces esta noche, estarás pensando en esto todo el tiempo y demás por el resto de tu vida y vivirás miserable.
  • Por último vas a ser feliz en el Cielo. No más dolor. No más malos pensamientos y preocupaciones.
  • Vas a ser libre. Está bien sentirse atemorizado, es normal. Esto es así, estás a puntito de morir.
  • Estaría preocupada si no estuvieses atemorizado, pero sé cuánto deseas esto y cuánto ansías ser feliz.

El joven seguía aprehensivo sobre su resolución, preocupado de llegar a fallar. Él entonces le afirma a su novia que no está seguro de continuar con esto. Y le contesta:

  • Entonces supongo que no lo harás.
  • Debes enfrentar tus temores con lo que deseas.
  • Todo esto por nada. Estoy confundida. Parecías muy preparado y determinado.

Después de que según lo que parece había persuadido a Roy de que ese instante concreto era el mejor instante para “hacerlo”, le afirma que es “ahora o nunca”:

  • Sencillamente ve a algún sitio en tu camioneta, no hay ninguna persona ya por la hora. Si no lo haces ya, jamás lo harás, y afirmarás que lo vas a hacer mañana, pero seguramente no. ¿Esta noche? Te amo.
    Desafortunadamente, los mensajes no acaban ahí. Conrad, quien está bajo mucha presión, duda continuamente. Su novia no puede comprenderlo según parece, ni lo comprende ni lo ayuda y al contrario, lo presiona más, empujándolo a la muerte.

Estás dudando pues sigues pensándolo demasiado.

  • Solo hazlo, Conrad. Entre más te desalientes, más te consumirá. Estás listo y preparado, no más cancelaciones. No más espera.
  • Creí que deseabas esto. Este es el instante y estás listo. Precisas hacerlo. No puedes seguir viviendo así. Precisas hacerlo como la última vez sin pensarlo y solo hazlo, toma. No puedes seguir con esto todos y cada uno de los días.

Información de las audiencias en la corte revelan que Carter, ahora de diecinueve años, le afirmó a una amiga después:

“Como que, francamente, podría haberlo detenido. Yo estaba en el teléfono con él y se salió de la camioneta pues (el monóxido de carbono) estaba funcionando y se susto. Le afirmé que se volviese a meter a la ching##a”.

La charla final acaba con Conrad Roy III diciendo: “Sé que estoy dándole muchas vueltas. Lo he estado haciendo desde hace mucho”.

A lo que Carter contesta: “Lo sé. Sencillamente hazlo, como afirmaste. ¿Y vas a hacerlo ahora?”

Carter contesta: “Ok. Puedes hacerlo”.

Roy dice: “Ok. Ya casi”.

Carter ha sido acusada de homicidio involuntario después de que los mensajes se dieron a conocer en la corte, pese a que la defensa procuró que no fuese tomados como prueba.

Compartir

Comentarios