in ,

Cumplió su sueño de construir un barco pirata con el que recaudará dinero para beneficencia

Todos tenemos sueños, algo que siempre y en todo momento hemos querido conseguir, pero no todos son capaces de esmerarse hasta lograrlo, no importa el tiempo y esmero que esto tome.

Para quienes sí se exponen, la recompensa es mayúscula. Ciertos desean comenzar un negocio, transformarse en artistas y otros sencillamente quieren tener su navío pirata. Ian Lottie, quien vive en Plymouth, R. Unido, es uno de ellos.

Un buen día, Ian creyó que deseaba tener un navío pirata, así que logró una embarcación y desde 2017 comenzó con el proceso de renovación, hasta transformarlo en el Dark Angel (Ángel Obscuro).

No ha sido algo fácil, puesto que múltiples dificultades lo han retrasado para acabar su obra, que esperaba ya estuviese navegando por los mares.

En el momento en que esté en el agua, lo que verdaderamente espero que suceda en los próximos meses, lo voy a llevar a la costa Sur para conseguir algo de dinero para una organización beneficiosa que apoya a pequeños con cáncer.

—Ian Lottie

Ha debido lidiar aun con un incendio en el sitio donde trabaja en este proyecto, si bien no hubo mayores daños, solo el susto por pensar que había perdido la obra a la que tanto tiempo y dinero le ha invertido.

Como no concluye aún, se ha enfocado en un navío más pequeño, al que bautizó como Smugglers Sloop Trinity, esto para tenerlo a tiempo y poder utilizarlo a lo largo de los festivales de verano y de este modo captar recursos para la fundación que apoya.

Ian se siente orgulloso, en tanto que afirma, esta es una obra que ha hecho completamente con sus manos y sin ayuda de absolutamente nadie, y espera que en unos meses más pueda acabar con el proyecto original. Buena parte de lo que compone el navío está hecho con material reciclado, lo que le da aún más valor.

Todo brotó pues este hombre iba a muchos festivales y siempre y en todo momento le llamaban la atención este género de naves, aparte de que tiene múltiples amigos a los que asimismo les encanta, con lo que pensó en tener el suyo y participar en estos acontecimientos.

Mediante redes sociales tiene múltiples seguidores que son testigos del proceso que lleva, y asimismo lo incitan, puesto que afirman, se ha transformado en una inspiración por su tenacidad y el ahínco que le pone a su navío.

Probablemente prontísimo lo vamos a ver atravesando los 7 mares.