La lleva al cine, ella se la pasa texteando, la demanda y ella le reembolsa lo gastado

Amor

Demanda a su novia por mandar mensajes dentro del cine. Las personas que llevan a sus bebés, responden llamadas y mensajean en el cine tienen un sitio reservado en el infierno, al lado de ISIS, Hitler, los que cazan focas bebé y las tías que mandan cadenas por Whatsapp.

Esta vez, un hombre decidió hacer justicia contra alguien que comenzó a enviar mensajes a la mitad de una película, sin importar lo más mínimo que, la atacante en cuestión era su cita de esa noche.

Demanda a su novia por mandar mensajes dentro del cine

Demanda a su novia por mandar mensajes dentro del cine

Brandon Vezmar, de treinta y siete años, demandó a su cita, Crystal Cruz, en la corte de pequeños reclamos. Lo peor de todo es que no eligió mejor película para hacer la falta de respeto que Guardians of the Galaxy Vol. dos. Ni tan siquiera Baby Groot fue suficiente para hacer que esta mujer recapacitara sobre sus acciones.

Ya antes de demandarla, Brandon le pidió por las buenas, que le pagase el dinero gastado en ella, no obstante, la delincuente no cedió:

“-Tu comportamiento del domingo no solo fue grosero, aparte me costó dinero. Deseo que me compenses por los diecisiete dólares estadounidenses que costó el billete de entrada y la pizza de cuatro dólares americanos. ¿Lo vas a hacer o bien deberé demandar mi dinero en una corte de reclamos pequeños? Puedo registrar el caso desde mi computadora y estoy presto a hacerlo. Tu comportamiento estuvo totalmente fuera de sitio y voy a estar feliz de demandarte y que te den un citatorio”.

-¿Hablas de verdad? Mi mejor amiga me necesitaba de emergencia y tu afirmaste que mi teléfono te estaba enloqueciendo y me sentí incómoda. No puedo pensar que lleves esto tan lejos para ir a una corte. Esto es una insensatez.

-Hablo en serio”.

Tal vez su amiga fuera esencial, pero tanto para no prestarle atención a Los Guardias mientras que se ocupaban de salvar al cosmos de la destrucción, no lo creo.

Así que, ahora esta mujer encara una demanda que asciende a 17.31 dólares, el costo total de la entrada a la película en 3D.

En la demanda, Vezmar asegura que la muchacha estuvo texteando quince minutos a lo largo de la película, activando su celular de diez a veinte ocasiones para poder mandar y leer mensajes, esto no solo es una falta de respeto, sino más bien “una amenaza para las sociedades civilizadas”, como lo argumenta el demandante en la petición presentada en la corte.

Sus súplicas para su cita a fin de que dejase su comportamiento delincuente no fueron triunfantes, por ende, el sujeto le solicitó atentamente que saliese de la sala para seguir mandando mensajes. Ella le hizo caso y abandonó la sala y jamás retornó.

Este es un claro ejemplo, no solo de impunidad cinematográfica, sino más bien de abandono de cita en primer grado.

Pero, antes que todo fuera demasiado lejos, las personas de Inside Edition, decidieron hacerla de intercesores entre esta pareja errada, quienes se volvieron a localizar en la escena del crimen, el cine de Texas y arreglaron el tema como adultos, sin precisar ir a la corte.

Crystal le solicitó a Brandon excusas, no sin antes, asegurarle que la cita había sido terrible y que el hecho de demandarla hacía realmente difícil regresar a salir con él. No obstante, le entregó los 17 dolares con 31  centavos, contados en frente de la cámara por el demandante, quien prometió dejar todo el tema de la demanda, atrás y olvidado.

Estoy bastante seguro que estos 2 jamás volverán a salir juntos y que les costará mucho tiempo hallar a alguien que desee salir con ellos. No a todos nos agrada que nos dejen a mitad de la cita o bien que nos demanden tras exactamente la misma.

Espero que esto sirva de lección a todas y cada una de las Bad Hembras del planeta, a fin de que no manden mensajes en el cine y mucho menos, a lo largo de la proyección de Guardianes de la Galaxia.

Eso sencillamente no se hace… O bien como afirmaría Groot:

“I am Groot”.

Compartir

Comentarios