Denunció a su esposa por maltrato y la policía solo se burló de él… ella finalmente lo mató

Noticias

Denunció a su esposa por maltrato y se burlaron de él. Debemos admitir que como hay mujeres maltratadas, existen hombres que padecen en silencio por el hecho de que escogieron como compañera de vida a un ser malicioso y desmesurado. La violencia sexista sujeta parejo, y este es el caso de Alfredo Turcumán, de veintiocho años, cuya esposa lo hería continuamente, hasta el momento en que este se hartó y fue a la estación de policía a denunciarla.

Denunció a su esposa por maltrato y se burlaron de él

Denunció a su esposa por maltrato y se burlaron de él

Desgraciadamente, el hecho de que un hombre fuera a denunciar a su esposa por agresión fue motivo de mofa en la estación de policía.

Las autoridades de Argentina se rieron en su cara y le dijeron: “no seas maricón”. Sin que se le tomara demanda, Alfredo retornó a su hogar solo a fin de que su esposa, Claudia Moya, de veintitres años, lo apuñalara en el corazón.

Alfredo continuó una semana internado en el Centro de salud Rawson, pero no lo consiguió, el hombre murió. Ante esto, la familia del fallecido apunta a Moya como la primordial sospechosa y denuncian la inacción policial una vez que el hombre advirtió su suerte pidiéndoles ayuda.

Moya fue detenida, pero se notifica que está embarazada. Los familiares narraron que la pareja siempre y en toda circunstancia fue famosa por llevar una “relación problemática con capítulos violentos”. En estas riñas, Alfredo asimismo había sido denunciado por su pareja.

Por su lado, la madre de Alfredo piensa que Moya había estado planificando la muerte de su hijo premeditadamente, y piensa que esto no fue un simple accidente, como Moya declaró en un comienzo, puesto que afirmó que su marido se hallaba reparando una puerta y se había lastimado con un cuchillo.

“Ella no está desquiciada, es una persona centrada y tenía planeado matarlo. Claudia acostumbraba a darle de cabezazos, una vez hasta le fracturó el tabique”.

Las agresiones eran frecuentes, conforme notificaron familiares y amigos de Tucumán. En múltiples ocasiones, había ido a trabajar golpeado y su jefe le insistía con que denunciara a la mujer.

Cuando lo hizo, no obstante, los agentes de policía que debían atenderlo minimizaron la situación y lo calificaron de “maricón”.

Fuentes de la comisaría señalaron que la mujer ya había acuchillado a su primera pareja, y que asimismo tuvo inconvenientes con el padre de su segunda hija.

Conforme Diario de Cuyo, Moya aceptó frente a la Policía que acuchilló a Turcumán, pero en defensa propia.

En lo que deciden como va a ser el cargo que encarará esta viuda negra, la familia espera que la muerte de su hijo no sea en balde y que se castigue tanto a Moya como a las autoridades negligentes que pudieron eludir este triste resultado.

Compartir

Comentarios