Perrita Alfa: toma sola el bus para ir al parque a jugar, correr y oler traseros de otros perros

Animales

Eclipse, la perrita que toma sola el bus para ir al parque. A muchos dueños les aburre o bien les pesa en cierto instante tener que llevar a sus perros a caminar, pero es una obligación que se debe cumplir…

No obstante, los dueños de Eclipse, una simpática perra que vive en Seattle, no tienen ese inconveniente, puesto que aprendió a tomar el autobús y también irse sola al parque Belltown a jugar, correr y olisquear traseros de otros perros, y retornar a su casa tranquilamente.

Eclipse, la perrita que toma sola el bus para ir al parque

Eclipse, la perrita que toma sola el bus para ir al parque

Jeff Young, dueño de Eclipse, comentó que por lo regular acompaña a su perra, asi que está acostumbrada a viajar en autobús hasta su parque favorito; no obstante, un buen día en que se dirigían a su camino, decidió encender un cigarrillo y dejar que pasase el autobús y aguardar el próximo, pero su perro no pensó lo mismo, con lo que tomó el transporte y se fue…

Después de tomar el próximo colectivo, Jeff llegó al parque y halló a Eclipse esperandolo para dar su recorrido diario. Desde ese momento los dos sintieron la confianza de que viajase sola por la línea D.

Tienen un par de años viviendo en este vecindario, y Eclipse conoce de manera perfecta el recorrido, que son cuatro paradas hasta el parque. Cada semana, ciertos vecinos le llaman a Jeff para decirle que la han visto sola por la calle, pensando que estaba perdida, pero siempre y en todo momento responde: “ella está bien; sabe lo que hace”.

En verdad, en su collar trae un pase para el autobús, y todos y cada uno de los conductores de la senda la conocen. Naturalmente que los usuarios se sorprenden de ver a un can que entra solo, se sienta, y se baja justo en el parque…

Se ha vuelto una celebridad, y las personas que viajan con ella, se toman fotografías, la acarician y sonríen. Eclipse es una perra realmente bien educada, que jamás ha provocado inconvenientes en el transporte colectivo.

Si bien prefiere ir en un asiento para ella sola, cuando no queda más remedio, se sienta a la vera de un humano, siempre y en toda circunstancia respetando su espacio y dejándose acariciar…

Compartir

Comentarios