EEUU empieza a probar una vacuna contra el coronavirus en seres humanos

Noticias

U.S.A. comenzó este lunes las pruebas en humanos para una vacuna que proteja del coronavirus, notificaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés) en un comunicado.

«La fase 1 de la prueba clínica para valorar una vacuna en investigación desarrollada en frente de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-2019) ha comenzado en el Instituto de Investigación Sanitaria Kaiser Permanente Washington, en Seattle (KPWHRI)», afirmaron los NIH, que financian este proyecto a través uno de sus centros, el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

Los especialistas administraron este lunes la vacuna al primero de los 45 voluntarios, todos adultos sanos de entre 18 y 55 años de edad, que van a tomar parte en este experimento durante 6 semanas.

La vacuna se llama RNA-1273 y ha sido desarrollada por científicos de NIAID y de la compañía de biotecnología Moderna.

En este estudio se están valorando las distintas dosis de esta vacuna experimental para la seguridad y su capacidad de inducir una contestación inmune en los voluntarios.

El directivo del NIAID, Anthony Fauci, explicó en el nota que «encontrar una vacuna segura y eficaz para prevenir la infección por SARS-CoV-2 es una prioridad urgente de salud pública».

Hoy en día no hay ninguna vacuna aprobada por las autoridades sanitarias para prevenir el contagio.

RNA-1273 fue desarrollada empleando una plataforma genética llamada ARNm (ARN mensajero), que es el ácido ribonucleico que trasfiere el código genético desde ADN del núcleo celular a un ribosoma en el citoplasma.

Dicha vacuna ordena a las células del cuerpo que expresen una proteína viral que se espera que provoque una fuerte contestación inmune.

Conforme al NIAID, la vacuna experimental ha tenido resultados prometedores en modelos animales, y esta es la primera vez que se prueba en humanos.

Los científicos han sido capaces de desarrollarla gracias a estudios anteriores sobre los coronavirus que causaron las epidemias de SARS y MERS anteriormente.

Los coronavirus tienen forma esférica y disponen de puntas, lo que les da apariencia de coronas. Esas puntas están vinculadas a las células humanas, lo que deja el acceso del virus.

Los científicos ya trabajaban en una vacuna en frente de MERS con el propósito puesto en esas puntas, que ha servido de punto de inicio para el experimento actual.

Tan pronto como los científicos dispusieron de la información genética de SARS-CoV-2 pudieron escoger de forma veloz una secuencia para expresar la proteína estabilizada de la punta del virus en la plataforma de ARNm.

Conforme la OMS (OMS), el total de casos globales de COVID-19 asciende a cerca de 165.000, y tras China, con 81.000, los países más perjudicados son Italia (24.700), Iran (13.900), Corea del S. (8.100) y España (7.700), si bien las autoridades españolas han anunciado que el número de contagiados asciende ya a 8.744 personas y 297 fallecidos, lo que le ubica por delante del país surcoreano.

Compartir