¿¡Quién es este Pokemón!? National Geographic encuentra una araña que es igualita a Pikachú

Animales

Encuentran una araña hembra como Pikachú. Un explorador de National Geographic buscaba arañas en la selva de Honduras pero halló un monstruo de bolsillo: una araña idéntica a Pikachú. Son hembras que se disfrazan para capturar a sus presas.

El explorador Jonathan Kolby halló lo más próximo a Pikachú en el abdomen de la araña Micrathena sagittata. Esta araña tiene un cuerpo en forma de flecha amarilla refulgente con 2 picos largos que acaban en puntas negras.

Encuentran una araña hembra como Pikachú

Encuentran una araña hembra como Pikachú

Si bien un tanto más amenazadora que la caricaturiza por el hecho de que tiene otra fila de picos en la superficie, el resto del cuerpo de la araña es colorado refulgente, prácticamente como una hormiga.

Cuando Kolby apreció la araña en su investigación en el parque nacional Cusuco, el Pikachú fue la primera cosa que vio. “Las inusuales espinas que salen de su espalda son lo que llamaron mi atención de inmediato”, afirmó en un e mail.

El viaje a Honduras fue el primero del especialista en anfibios y fue la primera vez que vio este género de arañas, que aunque pueden encontrarse en toda Norteamérica, son bastante difíciles de ver por su tamaño enano.

Crecen solo unos centímetros incluyendo las patas. Las que tienen colores amarillo refulgente son las hembras generalmente para atraer la atención. Los científicos piensan que esto puede ayudarlos a conseguir su comestible.

Una investigación de 2002 publicado en la gaceta Ecological Entomology estudió una araña color negro y amarillo en Australia y hallaron que su abdomen más refulgente servía para captar las presas.

Utilizando un marcador negro, los cientificos “borraron” el brillo amarillo de las arañas. Las arañas cuyos colores habían sido cambiados, en promedio tuvieron menos éxito atrapando a sus presas. Las arañas de forma de flecha, como las australianas, son depredadores que aguardan a sus presas en grandes telarañas.

Por otro lado, los picos en su estructura previenen que sean comidas por sus predadores: las aves.

Cuando halló la araña, Kolby descansaba en una red suspendida sobre el suelo. Tomó la fotografía y la dejó en paz.

Compartir

Comentarios