Su esposo le decía “gorda”; perdió peso, se convirtió en esta belleza y lo dejó

Curiosidades

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza. En dos mil trece Betsy Ayala, parecía estar dichosamente casada con su marido, y terminaba de dar a luz a su hija, Isabella. No obstante. tras el nacimiento de su hija, la nueva madre prosiguió engordando y en un instante llego a pesar más o menos ciento veinte kilogramos.

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

Con lo que decidió tomar el control de su salud y su cuerpo cuando descubrió que su marido la había estado engañando a lo largo de más de 6 meses; le halló un mensaje de texto donde él y su amante se burlaban de su obesidad. La llamaban “Vaca” y “P**ta Gordita ”

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

Betsy gerente de marketing, tiene treinta y cuatro años y radica Houston, Texas. Y tras descubrir que su esposo tenía un romance, se prometió no ser derrotada y empezó a trabajar con su hermana, mudando los bocadillos azucarados por batidos saludables.

En la universidad aumentó a noventa y cinco kilográmos, y cuando dio a luz alcanzó los ciento veinte kilogramos. Su relación de catorce años se tensó, ya estaba combatiendo con la severa depresión posparto y la ansiedad.

“Yo había estado con él desde el momento en que tenía diecisiete años y prácticamente he dedicado mi vida a nuestra relación y a él”.

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

En vez de hacer las cosas comunes que haría una mujer despechada al encontrarse con el engaño de su pareja, como destruír el auto de su esposo o bien romperle la ropa, decidió hacer un cambio en su vida, empezando por hacer ejercicio así como su hermana y llevando una dieta saludable.

“Me llamaban una vaca y una p**ta gorda y mi planeta se derrumbó. Siempre y en todo momento me afirmaba que me veía bien o bien trataba de hacerme comer basura todo el tiempo, con lo que estaba tan arrasada cuando leí esos mensajes por el hecho de que era tal y como si me hubiese admitido o bien deseaba que me quedase así”.

“Ahora siento que lo que hizo fue una bendición, por el hecho de que en caso contrario habría sido como siempre y en todo momento fui. Recé todo el tiempo a fin de que mi vida cambiara y mis oraciones fueron contestadas; quizá no de la forma que imaginaba, mas tengo una segunda ocasión para un nuevo inicio y estoy agradecida por eso”.

Conque ahora se ve así…

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

 

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

 

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

 

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

 

Su esposo le dijo gorda, perdió peso y ahora es una belleza

Compartir

Comentarios