El hielo perpetua la última cena de un hombre que murió hace más de 5,300 años

Noticias

Esta fue la última cena de hombre que Murió hace 5,300 años. Y… no es que le haya caído pesada la cena, sino que murió congelado y sus restos se han preservado hasta hoy en día, de tal modo que los científicos han podido examinar su cuerpo y causas de su muerte, en verdad hasta pudieron descubrir que es lo que había cenado antes de quedar sin vida.

Esta fue la última cena de hombre que Murió hace 5,300 años

Esta fue la última cena de hombre que Murió hace 5,300 años

Según estudios, Ötzi, la momia del Neolítico famosa asimismo como “el hombre de hielo” habría fallecido a los cuarenta y seis años de edad y con una estatura de 1.60 metros, a raíz de algún acontecimiento violento. Sus restos fueron descubiertos en mil novecientos noventa y uno, en un glaciar en el territorio italiano.

Además de esto, se ha podido conocer la última cena de Ötzi, gracias a la conservación de su cuerpo a raíz de la congelación en un glaciar. En su estómago hallaron cerca de treinta géneros de polen, indicando que el hombre de hielo murió en temporada de primavera o bien a principios de verano, además de esto, se sabe que comió 2 horas antes de su muerte.

Esta fue la última cena de hombre que Murió hace 5,300 años

Lo que más ha despertado la curiosidad de los científicos, es el descubrimiento de carne de cabra.

“Lo último que comió fue carne muy grasa y seca, tal vez una suerte de tocineta”, afirmó el líder de investigación de los restos de la momia, Albert Zink, a lo largo de una conferencia en Viena. Prácticamente ceno tocino de cabra…

Cabe nombrar que las imágenes precedentes son la reconstrucción computarizada del cuerpo de Ötzi, a base de estudios científicos que lanzan peculiaridades especiales de su semblante y cuerpo. Las próximas son de su estado natural y tal y como fue encontrado:

Tras examinar la estructura molecular de los restos encontrados en el estómago de Ötzi, se pudieron establecer comparaciones con otros géneros de carnes preparadas y conseguir deducciones claras de los descubrimientos. De esta forma, Zink le afirmó a la agencia de noticias APA:

“La carne seca y cruda conserva sus fibras, que es lo que hemos encontrado en el estómago de Ötzi, al paso que esta estructura se pierde al cocinarla o bien asarla”.

Es muy sabido y por los pies en el suelo, que para aquellas fechas no contaban con neveras o bien refrigeradores para preservar los comestibles, por lo que la deshidratación de carnes y otros comestibles, es una técnica que se ha empleado desde hace miles y miles de años.

Se descubrió que Ötzi, murió de una manera violenta hace 5.300 años puesto que tenía un profundo corte en una mano, considerado de un ataque inicial, y siguiente a eso, recibió un ataque de flecha, que fue encontrada bajo su axila derecha.

Un dato muy interesante es el hecho de que el cuerpo de la momia del hielo, tiene muchos tatuajes cubriendo su piel, lo curioso del caso es que en contraste a tiempos modernos, estos se emplean para “adornar” el cuerpo, al paso que para Ötzi fue una solución frente a la artritis. Se ha considerado que estos pudieron haber formado una parte de una técnica afín a la acupuntura, que calmaban el dolor y quizás mejoraban las condiciones del sufrimiento. Dichos tatuajes no fueron recreados en su modelo de exhibición.

Gracias a su genial estado de conservación, a los aproximados tres mil metros de altura, es que se ha podido descubrir y conocer datos biológicos sobre este ejemplar humano de la edad de Bronce.

La verdad hubiese estado bien haber usado ese tocino de cabra para hacer un buen desayuno con unos huevos revueltos. Provecho Ötzi…

Compartir

Comentarios