Gastó una fortuna para convertirse en una muñeca inflable real; y le faltan más operaciones

Curiosidades

Está gastando una fortuna para parecer una muñeca inflable. Todos conocemos a las conocidas muñecas de clase sexual que muchos hombres utilizan para desahogar sus ‘necesidades’, ¿pero sabías que hay personas que desean parecer una de estas muñecas? Sí, una mujer gastó más de 12 mil dólares americanos para parecer una de ellas.

Está gastando una fortuna para parecer una muñeca inflable

Está gastando una fortuna para parecer una muñeca inflable

Esta madre de 31 años tiene por nombre Cindy Moore y se ha operado casi todo el cuerpo: se puso enormes pechos, extensiones de pelo y labios sobresalientes que la hacen parecer una muñeca inflable de la vida real. Para rematar, las placas de su auto llevan por números la palabra doll (muñeca). ¿Alguien más nota la obsesión?

Pese a su radical transformación, Cindy desea más trabajitos en su cuerpo. Al respecto, la mujer declaró a diferentes medios:

Deseo hacerme más cirugías en el pecho y seguramente en el estómago. Soy agraciada, tengo bonita piel y no necesito botox. Acostumbraba a ser talla A, pero ahora mis senos llegan a la doble F. Todavía me queda camino por recorrer, estoy procurando perder más peso y lucir más como una muñeca inflable. Siempre y en toda circunstancia me ha agradado de qué forma me ven el resto, creo que me veo preciosa.

A Cindy le encanta su falso look desde el instante en que tenía 19 años, pero afirma que mejoró su aspecto cuando se dio cuenta que el padre de sus 2 hijos, su prometido, sostenía un romance con otra mujer. Ella admite que con el nacimiento de sus hijos había ganado bastante peso, pero tras dejar a su esposo perdió 30 kilogramos.

Siempre y en todo momento me ha agradado el look malvado de las muñecas, desde el momento en que era pequeña, con lo que decidí llevarlo al siguiente nivel. Desde el instante en que me aparté de mi ex- me he sentido mejor con respecto a mi aspecto, por todas y cada una de las operaciones y el perder peso.

Ahora a Cindy la procuran las televisoras a fin de que hable sobre su experiencia con la cirugía estética, declarando que todavía hay mucho camino por recorrer. Cada 3 meses inflan sus labios, lo que cuesta más de 300 dólares estadounidenses, con lo que para esta muñeca viviente todo esto representa un trabajo de tiempo completo, y a sus hijos les encanta:

Mi hija de 6 años afirma que en el momento en que me arreglo parezco una muñeca. Ella ama mi apariencia. Mi hijo, de 8 años, prefiere verme con maquillaje asimismo.

Cindy gana 3 mil dólares estadounidenses por mes por subir fotografías atrevidas de ella on line, puesto que tiene bastantes seguidores en redes sociales.

Compartir

Comentarios