El Flash de la vida real: su extraña condición le permite correr 560 km sin cansarse

Curiosidades

Corredor super humano puede correr por días sin cansarse. Si crees en los super-hombres de la vida real, este sería uno de ellos. Dean Karnazes, podría ser el equivalente de Flash, puesto que puede correr sin parar gracias a que no padece calambres. Su extraña condición genética deja que pueda recorrer cientos y cientos de quilómetros sin parar.

Corredor super humano puede correr por días sin cansarse

Corredor super humano puede correr por días sin cansarse

El corredor de ultramaratones, natural de los E.U., tiene cincuenta y tres años y ha corrido en temperaturas inferiores a los 13°F, y ha completado cincuenta maratones en cincuenta días. Además de esto, es renombrado por haber corrido trescientos cincuenta millas (560 km) en ochenta horas y cuarenta y cuatro minutos, sin dormir.

Este maratonista irrefrenable jamás ha tenido un calambre en su vida. Esta extraña condición le deja que sus músculos no amontonen tampoco ácido láctico. Típicamente, en el momento en que nos ejercitamos, el cuerpo transforma la glucosa en energía y el músculo genera ácido láctico como desecho.

Cuando se amontona en los músculos, duelen y la fatiga causa que aparezcan calambres, como una señal de que debemos parar. Karnazes jamás recibe esas señales. Como resultado, es capaz de sostenerse corriendo sin parar y competir en ciertas carreras muy difíciles del planeta.

“A algunos niveles de intensidad, siento que puedo continuar un buen tiempo sin cansarme”, había dicho a The Guardian. “No importa lo duro que trabaje, mis músculos jamás se rinden. Es algo un tanto agradable si planeo correr por mucho tiempo”.

A lo largo de un reto imposible, fue capaz de correr por 3 días y 3 noches sin dormir, si bien acepta que la tercer noche le requirió su fuerza de voluntad”.

Una especialista en fisiología de la Universidad de California, afirmó que “correr tan lejos es una característica super-humana”. Él comenzó a correr cuando era un pequeño y mostró increíble capacidad de resistencia desde pequeño.

Sus compañeros de clase en preparatoria completaron quince vueltas a la pista en una carrera para colectar fondos, al paso que hizo ciento cinco vueltas. Pese a sus habilidades, dejó de correr tras la preparatoria y retornó al deporte hasta los treinta años.

Desde ese momento, no ha parado. Es una suerte de Forrst Gump, de la vida real. Entre otras muchas carreras, ha completado la carrera “The Relay”, que cubre doscientas millas desde Calistoga hasta Santa Cruz, once veces.

Completó asimismo el maratón del Polo Sur a -13°F sin zapatos para la nieve, en dos mil dos, y corrió las míticas treinta y cinco millas en ochenta horas en dos mil cinco.

Para determinar la extraña condición de su cuerpo, médicos hicieron una prueba de lactato. Esta dura por norma general quince minutos, más en el momento de haber comenzado, se dieron por vencido puesto que no mostraba acumulación de lactato.

Si bien la habilidad de reciclar el lactato mejora con el tiempo y el entrenamiento, las habilidades de Karnaze son únicas. Él cree asimismo que su bajo nivel de grasa anatómico y su dieta alcalina y de tipo paleolítica, ayuda a sostener sus increíbles habilidades.

Karnazes en general corre el equivalente de un maratón ya antes del desayuno, y asegura que su meta siempre y en todo momento ha sido la resistencia.

“No me importa lo veloz que vaya, sino más bien lo lejos que puedo llegar”.

Cuando no está corriendo, Karnazes escribe libros sobre el deporte y la alimentación sana, y ha educado a 2 hijos con su esposa Julie.

Compartir

Comentarios