Ford demanda a John Cena por vender su GT 2017; tenía que quedarse con él por al menos 2 años

Autos

Ford demanda a John Cena por vender su super GT 2017. Para John Cena no fue suficiente tener uno de los más suntuosos y veloces vehículos del planeta. Decidió venderlo y la compañía Ford lo demandó por incumplimiento de contrato.

El Ford GT 2017 es uno de los autos más excepcionales y extraños que se han construido. El luchador profesional era dueño de uno de estos suntuoso automóviles, pero decidió venderlo y cuando la compañía se enteró, puso una demanda contra Cena demandando que cubra los daños hechos a la compañía.

Ford demanda a John Cena por vender su super GT 2017

Ford demanda a John Cena por vender su super GT 2017

Realmente pocas personas en el planeta tienen un GT 2017. Eso quiere decir que la compañía Ford tiene mucho cuidado con sus clientes del servicio y no a cualquiera le venden este increíble vehículo, un sello de distinción reservado para individuos muy especiales.

El GT tiene un motor ecoboost V6 que alcanza a desarrollar 647 CV. Está construido con fibra de lignito, es bastante ligero y tiene un contrafuerte aerodinámico. Su costo es de 500 mil dólares americanos, solamente.

Probablemente por su concida fama en el planeta de la lucha y el espectáculo, John Cena pudo ser escogido de entre las miles y miles de personas que procuran adquirir el GT y al hacerlo se establecieron ciertas condiciones legales.

Una de estas marcaba que deberían pasar por lo menos un par de años desde la data de adquiere a fin de que el vehículo pudiese venderse.

Hasta acá todo bien y a John le iba maravillosamente. Tenía un pasmoso auto y se había comprometido con su novia Nikki Bella: tras 4 años y medio de relación, le planteó matrimonio en el mes de abril en frente de una audiencia de fans de la WWE.

Entonces fue el instante de hablar de dinero y según parece la boda iba a ser carísima. Quizás para llegar a pagar el alimento o bien para pagarle a los músicos, John decidió vender su suntuoso vehículo. Ese es amor de verdad.

Y si bien sabía que rompía las reglas lo vendió a un costo mayor a los 500 mil dólares americanos que le costó. Lógicamente que la venta fue algo como: pase y adquiera el Ford Gt ’17 que fue conducido por John Cena.

¿Por qué razón? Por que soy John Cena, reconozcan.

A Ford no le complació para nada esta venta. No únicamente pues John infringió su contrato, sino más bien por el hecho de que además de esto se dio el lujo de conseguir una ganancia mayor. Es precisamente por esto que demandaron. El vocero de la compañía declaró que:

El Sr. Cena ha logrado inmerecidamente una enorme ganancia de la reventa no autorizada del vehículo y Ford ha sufrido daños y pérdidas auxiliares, que incluyen, entre otros muchos, pérdida de valor de marca, actividad de embajador y buena voluntad del cliente del servicio debido a una venta incorrecta.

La compañía estimó que al vender el vehículo John Cena estaba quitándole prestigio a la marca y mediante una firma legal en Michigan, Ford demandó a Cena exigiéndole que entregase las ganancias que había logrado con la venta y otros setenta y cinco mil dólares americanos para cubrir los daños hechos a la compañía.

Por estimar tener un dinero extra para su boda, ahora John Cena se quedó sin auto y quizás sin dinero. El litigio legal sigue y aún falta ver dónde acabará esta triste historia.

La moraleja es que no se casen y menos vendan su vehículo para abonar la boda.

Compartir

Comentarios