Increíble: caquita humana cae desde un avión y arruina su fiesta de cumpleaños

Curiosidades

Heces de un avión caen y arruinan su fiesta. Dulces 16. En U.S.A. los “dulces 16” son el equivalente a la celebración de quince años en otros países. En ese contexto, Jacinda, una muchacha de Levittown, Pensilvania, festejaba esa fecha tan esperada, cuando la inopinada caída de heces fecales de ciertos aeroplanos, 5 para ser exactos que pasaban justo sobre el patio de su casa, en donde se realizaba la festividad, arruinaron su celebración.

Heces de un avión caen y arruinan su fiesta. Dulces 16

Heces de un avión caen y arruinan su fiesta. Dulces 16

El colmo fue que justo cuando partían el pastel, comenzó a caer esta especial lluvia. Al comienzo no sabían que era, solo veían de qué manera caía en los manteles, toldos y sobre los convidados algo viscoso y de color marrón; aparte del repulsivo tufo que desprendía el regalo que dejó la aeronave.

Joe Cambry, el padrastro de la joven, indignado y molesto de lo que había precipitado, tomó la manguera para poder adecentar todo cuanto había caído del cielo.

“Parecía que cien pájaros volase y todos hiciesen del baño al tiempo, es de este modo como veía “, afirmó Cambry.

La hermana de Cambry tomó su Móvil y descubrió a través de una aplicación cuáles eran los 5 aeroplanos que más volaban por el lugar; puesto que de alguno de ellos procedía tan especial desecho.

La familia presentó una protesta frente a la Administración Federal de Aviación, y ahora se hacen las debidas investigaciones, puesto que argumentan que los desechos orgánicos de los aeroplanos se deben hacer estrictamente en el aeropuerto sin salvedad.

Y si bien parezca increíble, los inconvenientes por los restos en el aire se notifican con determinada frecuencia. En dos mil doce, una pareja de la ciudad de Nueva York afirmó que estaban salpicados de desechos aéreos de un aeroplano que volaba por encima.

En dos mil trece, una mujer en Inglaterra notificó que un pedazo congelado de restos se había estrellado en su techo. El año pasado, una mujer de N. Zelanda fue atacada en su casa con lo que afirma era desperdicio humano de un aeroplano.

Ojalá que a la pobre de Jacinda y su familia, no les haya quedado un mal sabor de boca con esta repulsiva experiencia.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios