Hombre es obligado a pagar la pensión de una hija que no es suya; el Estado apoya a la mujer

Curiosidades

Hombre obligado a pagar pensión por una hija que no es suya. Un hombre de Texas, USA, es víctima de lo que supuestamente es una injusticia de la ley, puesto que le fue ordenado que pagase la conservación de una hija… que no lleva su sangre.

Su nombre es Gabriel Cornejo y el Estado le está demandando sesenta y cinco mil dólares estadounidenses para mantener a la hija de otra persona. La adolescente es hija de su exnovia, con la que rompió dieciséis años atrás.

Hombre obligado a pagar pensión por una hija que no es suya

Hombre obligado a pagar pensión por una hija que no es suya

Cornejo, que es padre de 3 y además de esto cría a sus 2 sobrinos, afirmó que se enteró de los pagos de conservación requeridos en el momento en que un abogado apareció en su puerta y le dio los documentos judiciales que aseveraban que el Estado de Texas señalaba que tenía otro hijo.

Este hombre, que aseveró que no sabía de la chica, se dispuso a conocerla por vez primera, y dijo:

Es una chica fantástica, muy inteligente, y muchas cosas más.

Con lo que para salir de la duda, Cornejo, su esposa y su exnovia acordaron que debería hacerse una prueba de paternidad, y lo hizo.

La prueba lanzó que no es el padre, pero eso no resolvió el caso puesto que la mamá aún desea el dinero y el estado de Texas la apoya.

En dos mil tres, la exnovia de Cornejo asistió a los tribunales y afirmó que era el único posible padre de su hija, pero nunca se enteró de eso, e  incluso de esta manera el tribunal emitió el llamado “juicio por defecto” y empezó a valorar los pagos de conservación, que terminaron sumando la exuberante cantidad de sesenta y cinco mil dólares americanos.

Los registros judiciales sugieren, pero no prueban, que recibió una convocatoria hace unos años, lo niega.

La abogada de la exnovia, Carel Stith, afirmó que la conservación para la hija fue impuesta hace mucho tiempo y que jamás hizo nada al respecto, con lo que puede ser prueba suficiente para establecer una aseveración, en tanto que debió haber tratado este inconveniente años atrás. Ella dijo:

No hay que meter la cabeza a un hoyo para procurar desaparecer. Puede haber consecuencias aun si no haces nada.

Salvo que Cornejo y su abogado, Cheryl Coleman, puedan persuadir a un juez de echar un segundo vistazo a su caso, no existe nada que pueda cambiar la vieja orden de la Corte, lo que quiere decir que el pobre hombre va a tener que pagar todo ese dinero.

El caso volverá al tribunal en el mes de agosto y Cornejo afirma que, sea como sea el resultado, espera un cambio a la ley estatal a fin de que se puedan prevenir situaciones como la suya.

Compartir

Comentarios