Millonario lleva 20 años viviendo en una isla desierta; perdió todo su dinero y ahora es feliz

Curiosidades

Hombre vive en una isla desierta por 20 años y es increíble. Su nombre es David Glasheen, tiene setenta y tres años y desde mil novecientos noventa y siete vive solo en esta isla desierta con su can Polly; y asegura que jamás ha sido más feliz.

En su vida mundana, David era un hombre de negocios y tenía una fortuna nada despreciable de doscientos ochenta y cuatro millones de dólares americanos, pero lo perdió todo en la crisis del mercado financiero de mil novecientos ochenta y siete, mejor conocido como el Lunes negro.

Hombre vive en una isla desierta por 20 años y es increíble

Hombre vive en una isla desierta por 20 años y es increíble

En los próximos años, su vida se había vuelto un caos completo, su matrimonio fracasó y entró a un espiral de destrucción dominado por el dinero:

Cuando vine acá estaba enfermo de avaricia. El dinero hace que las personas pierdan la cabeza y mi matrimonio se había destrozado.

Fue en ese instante cuando tomó la resolución de irse a vivir a una isla recóndita al nordeste de Australia, y jamás imaginó que al dejar atrás los lujos, el dinero y la convivencia física diaria con otras personas para vivir rodeado de la naturaleza.

Pero en la naturaleza existen muchos riesgos, y más al vivir en Australia, el sitio más mortal del planeta para vivir. David, aparte de su can, convive a diario con cocodrilos, arañas y serpientes:

Los elementos de la vida salvaje son peligrosos, si te metes en inconvenientes acá, seguro estás muerto. Los cocodrilos de agua salada son preciosos animales y peligrosos, pero los amo.

David nació en Sidney y es de padres irlandeses, y antes del Lunes Negro era el dueño de una mina de oro en Papúa, Nueva Guinea. Tras su descalabro marital y también inspirado en una novia que le habló de lo precioso que sería vivir en una isla desierta, David comenzó a considerarlo con seriedad.

En esta isla hay lo esencial, un cobijo, comida, electricidad y también internet. Asi es, ¡INTERNET!

Instaló paneles solares que le dejan conectarse a internet y tener electricidad, así que, puede pasar tiempo en soledad, pero sin olvidarse de cosas de primera necesidad, como vídeos de youtube, especialmente los de Britain’s got talent, que son sus preferidos.

Una vez por año va a Cairns, en Queensland, para recoger lo esencial: arroz, aceite para cocinar y dulces. Asimismo hay mochileros que continuamente visitan la isla y le proveen de otro básico: alcohol.

Ahora, tras cumplir veinte años viviendo acá rodeado de la naturaleza, David afirma que no cambiaría nada de su vida. No obstante, de cuando en cuando extraña la compañía, de forma especial, la femenina. ¿Quién no lo haría?

Bueno, por el momento tiene este tema resuelto, puesto que ahora está acompañado de este maniquí femenino.

No va a ser una mujer de carne y hueso, pero mínimo no es un balón con una cara pintada, llamado Wilson.

Pese a querer una conversación o bien una compañera que decida vivir con él, David asegura que tiene todo cuanto precisa para ser feliz: comida, un sitio donde dormir y su mejor amigo, su cánino Polly.

Quisiese morir aqui, si no, ¿dónde más? Es mi paraíso terrenal

Compartir

Comentarios