in , ,

¡Impactante! niña arriesga su vida caminando por la cornisa en un quinto piso

El vídeo de la pequeña niña caminando por la cornisa de un quinto piso alarmó a la Policía del ayuntamiento de Adeje, Tenerife, quienes estudian el hecho.

 

El vídeo de una pequeña niña caminando por la cornisa de una quinta planta alarmó a la Policía local del ayuntamiento de Adeje, Tenerife, y ha ocasionado miles y miles de reacciones en redes sociales, después de que una vecina grabara el hecho con su celular y lo compartiera a un productor de radio que lo colgó en Twitter.

En las imágenes se aprecia de qué manera la menor, de no más de diez años, corre desde una ventana hacia una azotea, a una altura de aproximada de 5 pisos. El hecho ocurrió el pasado sábado 4 de enero, conforme reportaron diferentes medios locales.

Desde el momento en que ocurrió el hecho, la Policía abrió una investigación para aclarar por qué razón la pequeña estaría haciendo esto.

Según lo que parece, la pequeña salió por la ventana del edificio y anduvo por la angosta cornisa por un “despiste” de la familia, de nacionalidad finlandesa, conforme señaló Antena tres.

 

Fue una comunidad de vecinos la que alertó a las autoridades y entregó las pruebas en imágenes el pasado 6 de enero. Inmediatamente, la Policía confirmó la veracidad del vídeo, grabado en el conjunto residencial Playa Paraíso, en Adeje, sur de la isla.

Jer Dixon, el productor de radio que subió el vídeo afirmó en su red social: «esto es completamente espantoso. Supuestamente grabado en Tenerife … Siempre y en toda circunstancia trato de reservar habitaciones en la planta baja cuando estoy de vacaciones con los pequeños … Puedes ver por qué”.

El vídeo ha tenido más de 20.000 mil reacciones y 16.000 mil comentarios y ha generado debates alrededor del cuidado de los pequeños que viven en el piso.

Un caso afín ocurrió en Colombia. Una joven cayó desde un noveno piso en Bucaramanga y se salvó de milagro. La menor de 14 años estaba en su piso supuestamente bajo el cuidado de una adulta mayor y desde su balcón habría resbalado.

Afortunadamente la adolescente no padeció heridas mayores, puesto que fue recibida por una tela situada en el primer piso.