Venden un pueblo fantasma en Estados Unidos; nadie lo quiere porque es espeluznante

Curiosidades

Johnsonville, el pueblo fantasma que nadie quiere comprar. Bienvenido a Johnsonville, Connecticut. Población: 0 habitantes (vivos). Este pueblo, que bien podría ser una locación idónea para una temporada de American Horror Story o bien Twin Peaks, está en completo abandono desde hace prácticamente veinte años, y se vende, su costo en el mercado es de diecinueve millones de dólares estadounidenses.

Johnsonville, el pueblo fantasma que nadie quiere comprar

Johnsonville, el pueblo fantasma que nadie quiere comprar

Por desgracia, absolutamente nadie es capaz de adquirirlo y no por carencia de dinero, sino más bien por carencia de agallas, puesto que Johnsonville tiene la fama por ser un pueblo descuidado por los humanos, pero habitado por otros seres del más allá.

Si bien estos son solo cotilleos, este lugar es actualmente la urbe espectro más horripilante de E.U.. Se creó en mil ochocientos dos y era un pueblo mínimamente productivo, con un molino. En la década de los sesenta, el pueblo fue adquirido por el millonario Raymond Schmitt, un empresario dedicado a la manufactura de aeroplanos.

Mientras que vivió, el señor Schmitt preservó a Johnsonville como su patio de juegos personal, y también procuró restaurar el pueblo, para reanudar el señorial estilo victoriano de principios del siglo XIX.

Restauró múltiples de las testeras de las edificaciones del pueblo: la iglesia, una tienda, el reloj de la urbe y la escuela. Este excéntrico millonario en extrañas ocasiones dejaba la entrada de forasteros, o bien rentaba su pueblo para bodas y acontecimientos.

Tras la muerte de Schmitt, el pueblo pasó a las manos de una compañía hotelera, Meyer Jabara, que pensaba desarrollar un proyecto de residencias de retiro, no obstante, los planes se vinieron abajo por la crisis en bienes inmuebles de USA.

A la fecha, el pueblo se halla en el completo abandono, existen ofertas de venta todos y cada uno de los días, pero ninguna prospera. Las personas solo se paran en las afueras del sitio para tomar fotografías, sin adentrarse en las calles de Johnsonville.

Se piensa que este pueblo se halla hechizado, por viejos pobladores del mismo, en concreto por el creador, el señor Johnson, que, conforme las historias se aparece en las casas y edificios.

La verdad es que, desde el dos mil quince Johnsonville ha estado en el mercado y ha bajado de 2.4 hasta diecinueve millones de dólares estadounidenses, sin hallar algún comprador.

Las posibilidades para dicho terreno son prácticamente infinitas, desde restaurar las preciosas testeras victorianas y rentarlo para acontecimientos o bien hacerlo una atracción turística, hasta transformar a este terreno en unos viñedos, con casas para los trabajadores.

Si piensas que ya conocías el pueblo pues su popularidad es tanta que, sirve como locación para vídeos musicales, como The river of dreams de Billy Joel, grabado en 1993; en el dos mil catorce ciertos exteriores sirvieron para grabar la película Freedom y, asimismo en exactamente el mismo año, se grabó la película de terror Deep in the darkness.

Indudablemente, Johnsonville es un sitio extrañísimo. Hasta el momento en que se venda es decir habitado nuevamente, no vamos a saber la verdad que oculta este pueblo del nordeste de U.S.A.. Es posible que sea un pueblo hechizado, como afirman los rumores, o bien es posible que sea una propiedad con malísima suerte en el negocio de los bienes inmuebles.

Compartir

Comentarios