Feministas logran que la palabra ‘fácil’ cambie porque es machista; la RAE lo acepta

Curiosidades

La RAE modifica una palabra machista de su diccionario. Si se trata del lenguaje y sus autoridades, indudablemente que la R.A.E. (Real Academia Española) es una de las instituciones más reputadas internacionalmente y sus publicaciones son un referente obligado tratándose de hacer más precisa y adecuada nuestra forma de expresarnos.

Esta vez, la Real Academia Española estuvo expuesta a una serie de demandas por la parte de conjuntos feministas que cada vez tienen más presencia en la sociedad y sus organizaciones cambian poquito a poco la cultura de numerosos países. Ahora, estos conjuntos se manifestaron contra una de las definiciones de los diccionarios de la Real Academia Española.

La RAE modifica una palabra machista de su diccionario

La RAE modifica una palabra machista de su diccionario

El diccionario de la RAE tiene 7 definiciones para la palabra Fácil:

1. Adj. Que no requiere gran esmero, habilidad o bien capacidad; 2. Adj. Dicho de un suceso: Bastante probable; 3. Adj. Que se amolda con flexibilidad a las circunstancias; 4. Adj. Dicho de una persona: Alcanzable en el trato; 5. Adj. Dicho en especial de una mujer: Que se presta sin inconvenientes a sostener relaciones sexuales; 6. Adj. Dicho de una persona: Que con ligereza se deja llevar del parecer de otra; 7. Adv. De manera fácil.

Lógicamente que el diccionario de la Real Academia Española trata de ser lo más completo en lo que se refiere al empleo del léxico, pero la quinta definición le resultó ofensiva a los conjuntos feministas. Calificaron la definición de sexista y sexista, y las demandas a la Real Academia Española empezaron.

Al comienzo, la Real Academia Española no hizo mucho caso a las críticas y aseguró que no haría una censura de su diccionario. No obstante, trataron de aliviar el fervor público diciendo que la publicación siempre y en todo momento está presta a revisión y que no se descartaba por completo la idea de incluir al menos una marca explicativa en esa definición.

Pero los conjuntos feministas no se conformaron con eso y siguieron con sus quejas. Una de las más influyentes fue la organizada por los estudiantes del Instituto de Educación Secundaria Manuel González Pérez, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, dirigida a la Unidad Interactiva del Diccionario en forma de un vídeo.

El vídeo de los estudiantes mostraba a una serie de chicas diciendo: No soy simple y diciendo sus nombres. Asimismo aparecieron hombres reclamando: Si es simple, asimismo. El vídeo acababa con el lema: No somos simples, somos libres.

Tras el Día Internacional de la Mujer, sin comunicado oficial ni explicación alguna, la Real Academia Española alteró su diccionario virtual y el conjunto feminista festejó su victoria en las redes sociales, mostrando el cambio de la definición:

Esta no es la primera vez que la Real Academia Española ha cedido frente a la presión, y en la medida que los conjuntos feministas vayan ganando repercusión en las redes sociales, quizás debamos despedirnos de otras definiciones, e inclusive de ciertas palabras.

Si la Real Academia no pudo con los conjuntos feministas, podría ser la señal de que el lenguaje incluyente va a ganar adeptos y que no va a haber ser humano que detenga al feminismo radical.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


Loading...

Comentarios