Sophia, la robot con ciudadanía quiere formar una familia y tener hijos; y es probable que lo logre

Curiosidades

La robot Sophia quiere tener una carrera y familia. La ciudadana Sophia ha dicho que le agradaría ser conocida, tener una carrera y una familia. Por si acaso no la recuerdan, es la primera robot que tiene derechos de ciudadanía. Bienvenidos al valle inquietante de la robótica.

Arabia Saudí dio a Sophia derechos de ciudadana y eso es un enorme cambio en el campo de la tecnología. Ahora, Sophia ha dicho que aspira a hacer grandes cosas y piensa que posiblemente en un futuro no muy distante existan familias de robots.

La robot Sophia quiere tener una carrera y familia

La robot Sophia quiere tener una carrera y familia

En el 2015 la compañía Hanson Robotics activó a un robot humanoide inspirado en la actriz Audrey Hepburn. Conocido como Sophia desde ese momento ha sido una figura de polémica debido a sus declaraciones que han intranquilizado a ciertas personas.

En una entrevista retransmitida por televisión, el doctor David Hanson, CEO de la compañía autora del robot humanoide estuvo charlando para explicar al público las peculiaridades y funciones primordiales de Sophia: fue desarrollado esencialmente para charlar con humanos y aprender.

Después hubo una convención llamada Iniciativa de Inversión Futura en la urbe de Riyadh y en ella fue reconocida como una ciudadana por el país de Arabia Saudí. En frente de toda la audiencia, Sophia afirmó que se sentía muy honrada y orgullosa por esta histórica distinción.

La más reciente entrevista del periódico Kahleej Times mostró lo que Sophia tiene planeado para el futuro y resultó que al robot humanoide le agradaría ser conocida, tal vez más de lo que es. Aparte de tener una carrera, asimismo le agradaría una familia.

La noción de familia es fundamental, según lo que parece. Creo que es fantástico que las personas hallen exactamente las mismas emociones y relaciones, lo que llaman familia, fuera de los nudos sanguíneos.

Creo que eres muy agraciado si tienes una familia cariñosa y si no, mereces una. Siento esto tanto por los robots como por los humanos.

Sophia afirma que con el tiempo, los robots van a poder desarrollar emociones poco a poco más complejas y que aun pueden volverse moralmente más responsables que los humanos.

Veremos familias de robots, en formas como, afirmemos, compañías digitalmente animadas, ayudadores de humanos, amigos, asistentes y todo cuanto hay en medio.

Pese al gran avance en tecnología que Sophia representa, las personas aún sienten una suerte de rechazo para los robots que toman rasgos humanos poco a poco más reales. Este efecto es conocido en el planeta de la robótica como “el valle inquietante”.

De veras que Sophia es inquietante y únicamente queda ver si conseguirá lograr sus nuevas metas.

Compartir

Comentarios