La youtuber millennial que abandonó la escuela ahora se dedica a meterse condones por la nariz

Curiosidades

La youtuber que dejó la escuela ahora se mete condones por la nariz. Caballeros, ¿recuerdan a la Mars? Aquella chica de dieciseis años que afirmó estar contra el “pinche sistema pendejo reaccionaria en el que hemos estado sumergidos por toda nuestra vida”. Si no la recuerdan, este es su video…

La youtuber que dejó la escuela ahora se mete condones por la nariz

Tras hacerle saber a todo el mundo que dejaría la escuela, la chica creyó que de esta forma, sin estudios, conseguiría tener una vida envidiable haciendo lo que más ama -que hasta la fecha no sabemos precisamente qué es- pero se le ha visto salir en un elevado número de programas de TV y como invitada en vídeos de YouTube.

La youtuber que dejó la escuela ahora se mete condones por la nariz

Realmente no la culpamos, la sociedad se ocupó de hacer su historia algo fenomenal puesto que, si bien muchos criticamos su resolución, no podemos negar que estuvimos atentos a su vida tras aquel controvertido vídeo, el que ha sido visto durante más de cincuenta millones de usuarios.

Y por último pasó lo que debía pasar, La Mars se volvió una videoblogger de la escena mexicana, cuyo contenido es, obviamente, falto de cultura y originalidad, lo que refleja la precariedad de su situación.

Para muestra un clic. En uno de sus primeros vídeos podemos verla introducirse un condón por la nariz y sacarlo por su boca. ¡Vaya ejemplo de perseguir tus sueños y dejar de continuar, como borregos, al sistema!

No sé que decirles, la verdad este vídeo nos enseña la decadencia y falta de talento en gran escala. Naturalmente que este vídeo fue enormemente criticado en redes sociales, donde diferentes usuarios coinciden en que la juventud de la actualidad está de mal en peor:

Ciertos se sorprendieron…

A otros le dio asco…

Otros aguardaban más de ella…

Otros lamentan su existencia…

Este chico recordó sus sabias palabras…

Que vergüenza siquiera conocerla en persona…

No, pero de veras, que pena ser de su familia…

Pero somos los pendejos conformistas…

Si bien al final, absolutamente nadie es digno de su talento…

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios