in , ,

Ladrones entran a robar una tienda y en lugar de máscaras llevan una sandía en la cabeza

Una tienda llamada Sheetz, situada en Louisa, Virginia, fue asaltada por dos tipos, quienes utilizaron cascarillas de sandía para esconder sus rostros, seguramente por el hecho de que no tenían dinero para adquirir máscaras o bien, además de esto son activistas veganos en pro del medioambiente. No lo sabemos aún.

La cámara de videovigilancia los captó desde el instante en que llegaron a bordo de una camioneta Tacoma 2016 de color negro, con las cascarillas de sandía en la cabeza con dos orificios a la altura de los ojos para ver las fechorías que iban a cometer. Al final, conforme al informe de Tom Leary, jefe de la policía en Louisa, detuvieron a uno de los “frutales” (no brutales) ladrones.

Justin Rogers es el ladrón cabeza de sandía que fue atrapado y tiene apenas 20 años de edad. Ahora está acusado por robo y consumo ilegal de alcohol, puesto que aún es menor (21 años es la edad adulta en E.U.), y además de esto tiene otro cargo por cubrir su rostro públicamente con fines delictivos, si bien sea con una fruta.

La investigación sigue para detener al segundo ladrón mediante información que la ciudadanía está dando y, naturalmente, lo que deba decir su cómplice. Por su lado, Barry Welch, un cliente del servicio frecuente de la tienda, comentó que no es algo extraño que haya un ataque entonces que es una incesante en la urbe de todas y cada una de las formas posibles, si bien afirma que a estos 2 “les da puntos” su originalidad.

Creo que es absurdo. Renovador, pero absurdo. La cantidad de trabajo que debes hacer para ahuecar una sandía y ponerla en tu cabeza, creo, es un tanto loco. ¿Por qué razón? ¿Por qué razón harían eso? Es tan tonto.

—Candice Wendt, clienta de la tienda

Ya vamos a ver si consigue caer el otro implicado y de esta manera tener a estos 2 tras las rejas, donde seguro van a ser la mofa del resto de los presos, y es que ya no van a poder quitarse el apodo de “ladrones cabeza de sandía” por el resto de sus días. Quizás en delante no va a faltar quien salga con unos pedazos de carne en el rostro para “hacerle la competencia” a este par de criminales veganos.