Le hacen cirugía plástica innecesaria para que se parezca a Milo, al de ‘La Máscara’

Animales

Le hacen una cirugía plástica a su perro en las orejas. El colmo: una familia rusa llevó a su can al veterinario a que le hiciesen una cirugía plástica por el hecho de que no les agradaba su aspecto. El perro, un precioso Jack Russell, que vive con Marina Esmat y su familia, fue sometido a una cirugía innecesaria, puesto que a sus humanos no les agradaba la manera de sus orejas, puesto que deseaban que se pareciese más a Milo, ya saben, el can de La Máscara.

Le hacen una cirugía plástica a su perro en las orejas

Le hacen una cirugía plástica a su perro en las orejas

Con lo que tras apreciar que las orejas del perro iban para atrás, la familia en un inicio tomó cartas en el tema y también, ignorantemente, colgaron en sus orejas pesas, y pusieron pegamento, para de esta forma mudar su forma.

No obstante, al ver que no funcionó, decidieron recurrir a un especialista para someterlo a cirugía.

Le hacen una cirugía plástica a su perro en las orejas

“Notamos, tras un mes, que algo estaba mal con sus orejas. Decidimos que lo arreglaríamos con una cirugía. Al comienzo procuramos con pegamento, parches y monedas en sus orejas, mas no funcionó. El cánino, evidentemente, se sentía incómodo”.

Dueña.

Le hacen una cirugía plástica a su perro en las orejas

“En una asamblea familiar decidimos que la cirugía era la mejor opción. El doctór procuró convencernos para no hacerlo, mas pensamos que de esa forma se va a ver más estético.

“Queremos que se reproduzca, mas con sus orejas feas no hallamos a absolutamente nadie que quisiese cruzarlo. Además de esto, nos agradaría llevarlo a concursos para perros. Ahora todo es mejor”.

¿No le hallaban pareja por culpa de sus orejas? Eso es muy estúpido, más auténtico, mucha gente prefiere cruzar a sus perros con otros que sean con perfección estéticos, es la realidad.

Le hacen una cirugía plástica a su perro en las orejas

El cirujano veterinario, Andrey Mezin, procuró convencerlos, más la familia estaba tan determinada que prefirió ser quien realizase la operación:

“Estas personas contactaron a la clínica para saber si algún veterinario podría acomodar las orejas de su cánino. No pensamos que esta cirugía esté justificada, mas estaban tan persuadidos de que su can no lucía bien, que insistieron demasiado.

“Se le hizo la cirugía. Cortamos el cartílago y de esa forma conseguimos que la oreja cayese. El dueño insistió infatigablemente puesto que deseaba que fuera un can de concurso. En esas competiciones los perros deben cumplir con criterio muy riguroso, en dependencia de su raza. El cánino lucía como su raza, salvo por sus orejas y, debido a eso, jamás pudo ganar un concurso”.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios