Llamó a la policía porque escuchó a una mujer pidiendo ayuda y resultó ser un perico

Animales

Cuando oímos que alguien está en inconvenientes y no podemos ayudar, lo que sí está en nuestras manos es llamar a los servicios de urgencia de la urbe a fin de que asistan al rescate. Pero esta alarma resultó ser falsa… y emplumada.

Una mujer del vecindario de Lake Worth en Palm Beach, Florida, E.U., escuchó gritos muy fuertes que parecían de otra mujer pidiendo socorro. Los gritos procedían de la casa de su vecino y creyó que quizá tenían a alguien secuestrada.

Como toda buena ciudadana, la vecina (cuyo nombre quedó anónimo, como es natural) llamó a la policía, diciendo que al lado de su domicilio se escuchaban gritos de “déjenme salir, déjenme salir, ayuda, ayuda”.

Pero cuando los oficiales del Condado de Palm Beach llegaron al sitio, solo hallaron a un hombre reparando su auto. Le explicaron la situación y sencillamente afirmó que se trataba de una confusión y que “la secuestrada” era su perico Rambo.

El hombre entró a la casa un instante y salió llevando a Rambo en la mano. Los gritos no eran de una mujer sino más bien de este perico verde, al que su dueño le había enseñado a decir “déjenme salir” cuando aún lo tenían en una jaula.

Una vez que los oficiales conocieron a Rambo, el dueño del perico asimismo visitó a su vecina a fin de que viese a la “víctima” que solicitaba ayuda.

Los oficiales rieron, le mujer río y Rambo chilló.., todo fue una confusión. Por fortuna esta llamada de urgencia acabó siendo falsa y amena para todos. Acá les dejamos el vídeo donde se escuchan los lamentos del ave y a los policías conociendo a este perico gritón.

Compartir