in , ,

Los satélites confirman que el Covid-19 y el confinamiento reducen la contaminación

La Agencia Espacial Europea propaga imágenes de satélite que muestran el descenso de la concentración de dióxido de nitrogeno en el norte de Italia entre enero y marzo


El Covid-19 ha sido declarado últimamente pandemia por la OMS, con más de 160.000 casos en más de 140 países. Los efectos negativos del coronavirus son evidentes, indudablemente encabezados por las más de 5 mil personas fallecidas.

La reducción de la actividad industrial y el transporte con automóviles de combustión asociadas a la crisis del Covid-19 asimismo deja -en menor escala- efectos secundarios parcialmente positivos para el medio ambiente y la salud de las personas.

Hace unas semanas, estudios y también imágenes de satélite mostraban que la crisis del coronavirus había reducido un 25 por ciento las emisiones de CO2 de China, y ahora imágenes de satélite propagadas por la Agencia Espacial Europea muestran una minoración significativa en Italia de la concentración de contaminantes como el dióxido de nitrogeno (un compuesto tóxico que afecta muy de forma negativa a la calidad del aire, aparte de ser un gas de efecto invernadero).

La polución del aire en el norte de Italia ha caído con brusquedad una vez que el coronavirus obligara al país a encerrarse en casa. De esta manera lo revelan las imágenes satelitales que ha difundido la Agencia Espacial Europea, ESA por sus iniciales en inglés.

 

Las imágenes son un caso sorprendente de qué manera la pandemia ha reducido las emisiones de gases producidas por la actividad humana, una vez que se observara exactamente el mismo efecto en China, donde empezó el brote.

El vídeo timelapse de la ESA, conseguido gracias al instrumento Tropomi, a bordo del satélite Copernicus Sentinel-5P, muestra las emisiones de dióxido de nitrógeno y otros contaminantes desde el 1 de enero de 2020 y hasta el 11 de marzo de 2020.

Con este satélite la ESA ha rastreado esta polución ocasionada por los humanos. Emisiones que proceden de cilindros de escape y la generación de electricidad, particularmente las centrales eléctricas de carbón. De ahí que, gracias a las limitaciones en desplazamientos, y muchas empresas o bien factorías cerradas utilizando menos energía, las emisiones de dióxido de nitrógeno han caído.

Aunque podría haber ligeras alteraciones en los datos debido a la capa de nubes y al cambio climático, estamos segurísimos de que la reducción de emisiones que podemos ver coincide con el bloqueo en Italia que causa menos tráfico y actividades industriales

CLAUS ZEHNER Gerente de la misión Copernicus Sentinel-5P de la ESA

A simple vista se puede revisar que en el norte de Italia ha disminuido sensiblemente el nivel de estos gases. De igual modo asimismo está comenzando a acontecer en la capital española y Barsa tras el decreto de estado de alarma aprobado el sábado.

Los científicos que estudian el impacto de las emisiones de efecto invernadero en la crisis climática y la salud humana trabajan por entender las posibles implicaciones de la pandemia.

En China, una investigación efectuado por un conjunto de especialistas del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA) con sede en Finlandia, asegura que a lo largo de las semanas de confinamiento, hasta el 1 de marzo, las emisiones de dióxido de carbono cayeron un veinticinco por ciento , más o menos doscientos millones de toneladas.

”La reducción del consumo de carbón y petróleo muestra una reducción de, cuando menos, un 25 por ciento de las emisiones respecto al periodo equiparable el año pasado, equivalente a una reducción del 6 por ciento de las emisiones mundiales a lo largo del período”, apunta el estudio.

Imágenes de satélite de la NASA asimismo descubrieron caídas radicales en el dióxido de nitrógeno conforme las personas se quedaban en casa y la industria se desaceleraba o bien cerraba.