in

Muere alto general iraní en ataque autorizado por Trump; Irán promete “venganza severa”

El poderoso general iraní Qasem Soleimani y el líder proiraní Abu Mahdi al Mohandis murieron este viernes en un bombardeo estadounidense en la ciudad de Bagdad , una vez que un dron no tripulado con misiles arremetiese contra su vehículo en el aeropuerto de la ciudad de Bagdad . Este atentado tiene sitio días tras un ataque a la embajada de USA en la ciudad de Bagdad , ocurrido el treinta y uno de diciembre.

La muerte del asimismo comandante de la fuerza elite Quds de la Guarda Revolucionaria de Van a ir supone una escala trágica en el enfrentamiento entre ese país y USA, lo que podría traer consecuencias notables que desencadenarían una serie de represalias, aun acabar en guerra.

Conforme diferentes medios estadounidenses, el ataque a Soleimani fue autorizado por el presidente de los E.U., Donald Trump, el jueves por la mañana. Trump afirmó en su cuenta de Twitter que Soleimani debió haber sido asesinado “hace muchos años”, puesto que el general es quien se encarga de la muerte de millones de personas, incluyendo estadounidenses y también iraníes.

En esa red social, el presidente justificó la muerte del general diciendo que era temido hasta en su país: “Ellos no están tristes, realmente, como tratan de mostrárselo al mundo”. Sumado a esto, el líder estadounidense apuntó que “Irán jamás ganó una guerra, mas nunca perdió una negociación”.

No obstante, no todos piensan lo mismo que Trump. El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, calificó este acto como una “escalada exageradamente peligrosa y también imprudente”; y el exjefe de los Guardianes de la Revolución, Mohsen Rezai, prometió que la “venganza contra Estados Unidos” va a ser “terrible”.

Asimismo Rusia condenó el homicidio del general Soleimani. En un comunicado emitido por el Ministerio ruso de Temas Exteriores, la corporación señaló: “Soleimani se dedicó fielmente a proteger los intereses de Van a ir. Presentamos nuestras condolencias al pueblo iraní”.

Por su parte, el jefe del comité de Temas Internacionales del Senado ruso, Konstantín Kosachov, aseguró que todo esto semeja una “venganza” por el ataque a la embajada estadounidense. “Me agradaría confundirme, puesto que las guerras son simples de iniciar, mas bastante difíciles de acabar”, afirmó.

Kosachov, además de esto, estimó que el ataque acabó con las últimas esperanzas de salvar el acuerdo nuclear entre Van a ir y las grandes potencias al que Washington renunció en dos mil dieciocho, y advirtió a través de un posteo en Facebook: “Irán puede apresurar la fabricación de armas nucleares, aun si no tenía pretensión de hacerlo”.

R. Unido por su lado solicitó suavizar las situaciones a fin de que lo sucedido no desemboque en un enfrentamiento de mayores proporciones. El secretario de Relaciones Exteriores del R. Unido, Dominic Raab, instó a “todas las partes a reducir la escalada”.

Y según lo que parece, la única persona que apoya este ataque es el ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien aseguró que E.U. tenía “derecho a defenderse”. Ahora solo nos queda consultar, ¿qué va a suceder?

El planeta se halla sorprendido al no haber una contestación inmediata por la parte de Van a ir, mas los cinco mil soldados que se hallan en territorio iraquí son la meta obvio. El presidente Trump espera que sus acciones hayan intimidado a Van a ir y probado que el poder de su país prosigue siendo grande y procurarán la forma de defenderse. Mientras, Washington ya ha reforzado su embajada en la ciudad de Bagdad .

Indudablemente, el ataque contra Soleimani fue una clara demostración de las capacidades militares estadounidenses y si en algo Trump lleva razón es que muchos no lamentarán la muerte del general, mas tampoco pueden negar que tenía muchos aliados y conexiones que no vacilarán en contraatacar. Entonces, ¿fue la resolución de Trump prudente? ¿Que va a suceder ahora?