in ,

Muere una leyenda; “La Parka” pierde la vida a los 54 años de edad y revelan su rostro

Si alguna vez escuchamos el nombre de Jesús Alfonso Huerta Escoboza, quizá no represente mucho, pero cuando escuchamos hablar sobre La Parka la cosa cambia, puesto que si bien, a lo mejor no eres tan apasionado a la lucha libre ese nombre se transformó en un icono no solo para los fans a ese deporte, sino más bien para toda la cultura popular en México.

Jesús Alfonso nació el 4 de enero de 1966, en Hermosillo, Sonora, y el pasado 11 de enero murió en esa urbe, para darle paso a la historia de leyenda inmortal de uno de los luchadores más atractivos de todos y cada uno de los tiempos.

Empezó a entrenar lucha libre en Hermosillo desde muy joven, y lo cierto es que su caminar para llegar al estrellato no fue nada simple, pero el gran cariño que le tenía a ese deporte no lo dejó que le venciera en su sueño de transformarse en un ídolo. Se dedicaba a la lucha desde 1987, empezando como el Hermoso Sensual, uno de esos luchadores conocidos como “exóticos”, populares por sus conductas “afeminadas”.

Su sueño era llegar a una destacada empresa, empezó primero como una parte del staff de seguridad en acontecimientos de la Triple AAA, hasta el momento en que le llegó la ocasiónde participar con el nombre de Karis La Momia, en 1995, y en ese instante desarrolló una intensa rivalidad contra Blue Demon Jr., a quien le ganó un torneo nacional.

Bajo este nombre asimismo ganó la máscara de Halcón Dorado Jr., aunque de súbito la compañía le ofreció transformarse en La Parka y desde ese instante conquistó al público, sobre todo a los pequeños.

El 17 de noviembre de 1996 comenzó como La Parka y su enorme carisma conectó inmediatamente con el público, por sus bailes, el humor que le ponía a cada lucha y pues se ponía al tú por tú con cualquiera, con enfrentamientos que acababan en un baño de sangre.

En esa gran etapa luchó con grandes rivalidades, como con el Cibernético, a quien le ganó la máscara, y con L.A. Park, con quien se disputó el derecho a utilizar este nombre, y si bien perdió esa lucha, la Comisión de Box y Lucha de México determinó que el triunfo no fue legal, así que pudo preservar su nombre.

A lo largo de años fue la imagen de Triple AAA, como su luchador más popular y rentable, llenando todas y cada una de las arenas en las que se paraba, hasta el momento en que padeció un accidente en la Arena Coliseo de la ciudad de Monterrey, en una lucha por el aniversario de ese sitio, el 20 de octubre del 2019.

Al lanzarse sobre las cuerdas se atascó, lo que hizo que cayese clamorosamente sobre el suelo. Se le halló una lesión cervical que lo mantuvo inmóvil y sin poder hablar, si bien después de una cirugía y de pasar un tiempo en el área de cuidados intensivos se rumoraba de una mejora.

Pudo ser trasladado a su natal Hermosillo, donde se aguardaba que ocasionalmente pudiese pasear nuevamente, pero dificultades nefríticos y pulmonares precipitaron su muerte el 11 de enero de 2020.

Después de su muerte en ciertos medios en México se compartió la imagen del semblante de Jesús Alfonso Huerta Escoboza, que se sostuvo a lo largo de años bajo la cotizada máscara de La Parka.

Descanse en paz Jesús Alfredo y que viva La Parka…