Mujer de 31 años se embarazó de su novio cuando este tenía 16; hoy son una familia feliz

Amor

Mujer de 31 se embaraza de su novio de 16 y son felices. Afirman por ahí que para el amor no hay edades, pero juzguen ustedes . Esta atrayente mamá de treinta y dos años se embarazó de su amante, un muchacho que conoció en Fb cuando tenía dieciséis, y ahora son “una familia feliz”.

Kathleen Martin, del condado de Durham, Inglaterra, empezó a conversar con el adolescente Jack Fucile, ahora de dieciocho años, en las redes sociales en el mes de junio de dos mil quince, una vez que se ofreciese a ayudarla con su jardín.

Mujer de 31 se embaraza de su novio de 16 y son felices

Mujer de 31 se embaraza de su novio de 16 y son felices

Pasados 7 meses de una relación a ocultas, Kathleen descubrió que estaba embarazada y Jake se ofreció a hacerse responsable del bebé. Si bien por poco y no lo consiguen, pues la mujer entró en tarea de parto 3 semanas antes de lo previsto y el padre fue quién ayudó a que el pequeño Jay naciese sano y salvo.

Si bien la fogosa mamá ya tiene 2 hijos de matrimonios pasados, asegura que todos se llevan bien, y que no tienen problemas:

“Somos una enorme familia, llena de amor, todo va de maravilla”.

“Cuando Jay sea grande le vamos a contar sobre de qué forma su papá lo trajo al planeta, y le voy a decir el pasmoso trabajo que hizo”.

Kathleen tuvo sus reservas sobre salir con Jack, quien es catorce años más joven que ella y terminaba de dejar la escuela cuando se conocieron, pero ahora no siente la diferencia de edades, puesto que descubrió que el muchacho es un “hombre maduro y ahora trabaja como vendedor de autos”.

Jack es demasiado maduro para su edad. Pese a la diferencia de edades, nos llevamos realmente bien.

Y, si bien la mujer creyó que la nueva noticia del embarazo desalentaría al joven padre, el muchacho admitió hacerse cargo y quedarse a cuidar a su nueva familia:

Cuando se recobró de la impresión, se alegró, afirmó que estaba contento por el hecho de que sería papá. Todo salió maravillosamente, si bien sé que Jack en ocasiones se sentía apabullado, especialmente cuando vio el ultrasonido de las veinte semanas. Estábamos conmovidos, no podíamos esperar para ser padres de Jay.

Y sobre el hecho de que el parto no saliese como aguardaban, los padres tomaron este accidente como una enorme anécdota que contar:

Empecé con contracciones desde semanas antes, pero me afirmaron que el bebé no estaba listo para salir, con lo que me mandaron a casa a aguardar que las contracciones fuesen mayores. Seguí yendo al centro de salud las próximas semanas y nada, siempre y en toda circunstancia me mandaban a mi casa por el hecho de que no estaba lista.

No obstante, sentía que el bebé estaba en camino, ya he dado a luz a 2 hijos, entonces ya sabía lo que debía pasar.

La pareja se preparaba para su quinto viaje al centro de salud, cuando Kathleen le afirmó a Jack que su fuente se había roto:

Yo grité del dolor, mientras que Jack llamaba al centro de salud. Ellos le dieron indicaciones a Jack a fin de que me ayudase a dar a luz.

El chico se las arregló para seguir las instrucciones sin caer en pavor. Si bien lo hizo realmente bien, Kathleen recuerda que por un momento se preocuparon, puesto que el bebé se veía azul, tal y como si no le estuviese llegando el oxígeno suficiente:

Jack entró en acción velozmente. Envolvió al bebé en unas toallas y empezó a frotar su cuerpo. Tras unos minutos tomó un color rosado precioso y empezó a llorar, lo que fue un enorme alivio.

Y pensar que ciertos hombres se desmayan cuando están en el centro de salud, este macho alfa puede decir que trajo al mundo a su hijo. Cuando se aliviaron, llevaron al recién nacido al centro de salud para ser observado, y todo salió maravillosamente.

En lo que se refiere al joven padre, bueno, ya no sale tanto como anteriormente y prefiere quedarse en casa a ayudar a Kathleen con el pequeño Jay, cuenta que toda esta experiencia ha sido surreal, pero está orgulloso de sí por conseguir tal proeza.

Estaba literalmente en shock cuando mi esposa me afirmó que daría a luz en la habitación, fue algo realmente surreal. Ninguno de mis amigos había ayudado en el parto de su bebé de la forma en que lo hice.

Cuando se me pasó la impresión, actué veloz, estoy orgulloso de mí por haberlo conseguido.

Compartir

Comentarios