Conozcan a Noelle Foley, la hija del luchador ‘Mankind’; de lo feo también puede nacer algo bello

Entretenimiento

Noelle Foley, la bella hija del luchador Mick Foley. Mick Foley es un excéntrico luchador profesional, al que quizá recuerdes como Mankind, en una de sus temporadas más desquiciadas, en la que empleaba una máscara y toda la violencia posible, misma que le valió el título de “La Historia legendaria Hardcore”.

Noelle Foley, la bella hija del luchador Mick Foley

Noelle Foley, la bella hija del luchador Mick Foley

Pero no estamos acá para charlar de este hombre, sino más bien de lo fantástica que puede ser la naturaleza, puesto que de algo tan feo y extraño, brotó una genuina belleza…

Nos referimos a su hija: Noelle Foley, a quien te vamos a presentar.

 

Noelle tiene 23 años y es una sensación en redes y en las arenas de lucha libre.

 

Hace unos años estuvo enamorada del luchador Randy Orton, pero apenas cumplía los 18 años.

 

Hoy en día sale con Frank the Clown, un apasionado a la lucha que asiste a los acontecimientos maquillado como payaso…

 

Sobre su novio comentó:

Lo vi dos veces desde la distancia y me interesé por él. Es decir, era la hostigadora en esta situación. Le miraba y pensaba: ‘Wow, es tan extraño y diferente; me gusta’. Creo que su extrañeza me atrajo. Y a las 2 o bien 3 semanas le vi en la primera fila de RAW y le tuitie.

 

No obstante, sus padres no están nada contentos con esta relación… Pero sí:

La cuestión es que no he encontrado otro muchacho que me haya agradado. Esto es, no me agradan verdaderamente los chicos por el hecho de que todos son como lo mismo, de ‘ah, mírame’. Creo que si no estuviese con Frank, no saldría con absolutamente nadie. Absolutamente nadie me agrada.

 

Mi padre quiere que tenga una relación con alguien que no sea Frank. Mi padre y mi madre siempre y en toda circunstancia han querido que fuera lesbiana. Siempre y en todo momento. Desde el comienzo.

Vaya, vaya…

Ojalá pronto resuelva su situación cariñosa y familiar…

 

Lo único que sabemos es que la naturaleza puede ser increíble…

¿O bien no?

Compartir

Comentarios