Papá regaña a su hija porque pensó que tenía un vibrador y se hace viral… en realidad era otra cosa

Entretenimiento

Padre confunde cargador externo con vibrador y enloquese. Un padre de Norteamérica estaba preocupadísimo con lo que halló en el cuarto de su hija, tanto que decidió regañarle en mensajes de textos. Pero pronto comprendió que lo que creía que era un juguete erótico, realmente era una batería externa para celular.

Emily, estaba en una celebración con sus amigos, cuando de súbito recibió los mensajes de su padre que había hurgado en sus posesiones y se halló con algo que confundió con otra cosa:

Padre confunde cargador externo con vibrador y enloquese

Padre confunde cargador externo con vibrador y enloquese

Emily, ¿dónde estás? Cuando llegues a casa necesitamos hablar.

En la casa de unos amigos, ¿por?

Bueno, hallé esto. ¿Por qué razón haces estas compras? ¡Es repulsivo! No deberías desperdiciar tu dinero. Si tienes esa clase de necesidades, te sugiero que no dejes tus cosas en cualquier lugar.

PAPÁ ¿QUÉ PIENSAS QUE ES ESO?

 

¡Esas cosas que las personas adquieren en Spencer! ¡Esos repulsivos juguetes que vibran! ¡No soy tan viejo Emily!

PAPÁ, ¡ESE ES MI CARGADOR PORTÁTIL! LO USO PARA DISNEYLAND, PARA CARGAR MI TELÉFONO. ¡OH POR DIOS! ¿POR CIERTO, QUÉ ESTABAS HACIENDO REVISANDO MIS COSAS?

No le digas a tu mamá… perdón. Necesitaba crema para los labios.

A propósito, cuídate en tu regreso a casa.

Bueno, en los tiempos en los que vivimos, un padre debe cuidar de sus hijas.

No sabemos si Emily se lo afirmó o bien no a su madre, pero compartió la historia en Twitter, en donde recibió comentarios de otras personas que han pasado por lo mismo, como los próximos chicos:

Me dio pena extraña cuando leí esto.

No lo pude ver a la cara cuando llegué a casa.

Mi abuela creyó que una linterna en mi carro era una cuchase para cocinar heroína

Iuck, de cualquier modo, ¿por qué razón utilizaría el chapstick de su hija?

Por qué razón mi padre me enseñó a ser una pe**a compartida. ¿A quién le importa?

No es tan incómodo ni tan malo como la vez que mi tío creyó que había hecho una película para adultos.

Compartir

Comentarios