Padre soltero conmueve al mundo: lleva a sus hijas a comer y él las ve; tenía poco dinero

Padre pobre lleva a sus hijas a comer sin ordenar para él. Si eres padre seguramente has experimentado el sacrificio por tus hijos con tal de ver una cara feliz. Este padre en Filipinas se volvió viral en el momento en que una mujer compartió en redes una foto que se volvió viral. En ella aparece un padre soltero de escasos recursos viendo de qué manera sus 2 hijas comen… mientras que él tiene apetito

Padre pobre lleva a sus hijas a comer sin ordenar para él

Padre pobre lleva a sus hijas a comer sin ordenar para él

Los 3 están en un restaurant de comida rapida llamado Jollibee, y las 2 pequeñas comen pollo. El tema es que el padre de familia no tenía suficiente dinero para adquirir 3 comidas, con lo que se sentó a verlas comer.

Jhunnel Sarajan, atrapó el instante y se tomó el tiempo de charlar con este gran padre, quien le afirmó que había sufrido un ataque al corazón y solo cuida a sus 2 hijas. El hombre en la fotografía tiene por nombre Ryan Arebuabo, y vive en una casa pequeña con sus 2 hijas.

“No pude contener mi emoción cuando los vi en Jollibee… esta fotografía es sobre el amor de un padre. Una descripción de genuino desinterés”, escribió Sarajan en Fb.

Un medio siguió a la familia para conseguir más detalles. Resulta que el padre vive en Tondo, Manila, en una “cabaña de cuatro metros cuadrados hecha de tablas y láminas oxidadas”.

Arebuabo, de treinta y ocho años, tuvo un ataque hace unos años. Quedó incapacitado para trabajar y después su esposa lo dejó solo con sus 2 hijas: Rose May y Rose Ann.

La hermana menor de Arebuabo dio a conocer que pese a todos y cada uno de los sacrificios de su hermano por reconquistar a su esposa, no tuvo éxito; si bien pudo quedarse con la custodia de sus hijas.

Rose May, tiene seis años y asiste al jardín de niños. Rose Ann tiene ocho años y está en segundo de primaria.

“A pesar de su condición, es un padre dedicado que persevera para llevar comida a su mesa y darles educación a sus hijas. Las dos estudian en la escuela primaria José Corazón de Jesús”.

Arebuabo, se despierta todos los días a las cinco de la mañana para preparar a sus hijas y después ganarse la vida.

Gana cerca de dos a cuatro dólares estadounidenses al día en su pequeña tienda, y además de esto recibe asistencia del gobierno, cerca de cuarenta y cuatro dólares estadounidenses por mes, para adquirir comestibles y sostener a sus hijas en la escuela.

Sobre la fotografía, Arebuabo afirmó que decidió llevarlas al local de comida rápida para festejar la próxima graduación de Rose May.

“Las 2 ordenaron sus comida preferida, mientras su padre calmo su apetito mirándolas gozar su comida”.

El medio escribió que Arebuabo, deseaba probarle a su esposa ausente y al resto del planeta que puede seguir siendo un buen padre para sus hijas, a pesar de ser prácticamente incapacitado por el infarto.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios