Tu peor pesadilla hecha realidad: científicos encuentran serpientes que cazan en grupo

Animales

Pesadilla hecha realidad: descubren serpientes que cazan en grupo. Tal y como si una víbora no fuese suficientemente espantosa, ahora, científicos de la Universidad de Tennessee han descubierto una especie que le agrada cazar en conjunto.

Pesadilla hecha realidad: descubren serpientes que cazan en grupo

Pesadilla hecha realidad: descubren serpientes que cazan en grupo

Pues saben que el trabajo en grupo es mejor y aumenta las probabilidades de resultados triunfantes, las boas cubanas se regulan para localizar y buscar comida juntas, maximizando su éxito para emboscar a su presa.

El creador del estudio, Vladimir Dinets, observó a las víboras que cazaban murceguillos frutales en Cuba. Al situarse en la boca de una gruta, al amanecer y al anochecer, las víboras, individualmente, se posicionaban de una forma que mejoraba las posibilidades de que el conjunto hiciese una matanza. Así es, no solo son animales espantosos, además de esto son sumamente inteligentes.

Las víboras que llegaban al área de caza tenían una probabilidad significativamente mayor de posicionarse en la parte del pasaje donde otras víboras ya estaban presentes, formando una “cerca” a través del pasaje y de esta manera bloqueando más certeramente la trayectoria de vuelo de la presa, incrementando significativamente la caza eficaz.

Y si un conjunto de víboras de más o menos dos metros de largo trabajando juntas no basta para provocarte una taquicardia, saber que lo hacen colgadas desde el techo de la gruta es como una imagen de película de terror.

Tras el atardecer y antes del amanecer, ciertas boas entraron en el pasaje que conectaba la cámara de reposo con la cámara de entrada y cazaban suspendiéndose del techo y sujetando murceguillos que pasaban.

Dinets, maestro asistente de investigación en el Departamento de Sicología de la universidad, observó las situaciones que cada boa tomaba cada mañana y noche cuando llegaban al lugar de caza y verificó que escogían lugares que ayudarian a bloquear el camino de los murceguillos dentro y fuera de la gruta, una técnica muy eficaz. Él afirma que el comportamiento representa una sofisticación que ya antes había pasado inadvertida en los reptiles.

La caza ordenada requiere una mayor dificultad de comportamiento por el hecho de que cada animal debe tener en consideración las acciones de los otros cazadores.

Afirmó que estudios anteriores habían probado que la caza cooperativa no necesariamente aumentaba la ingesta de comestibles para todos y cada uno de los participantes, sino podía tener una función social.

Compartir

Comentarios