Entró a nadar y salió con los pies destrozados: pulgas marinas se lo comieron en minutos

Animales

Pulgas marinas comieron la piel de este adolescente. Olviden los tiburones, caballeros, un nuevo terror ha llegado al mar, un oponente prácticamente invisible que es igual o bien más peligroso: pulgas marinas, y son tan sanguinolentas como una mordida del escualo.

Un muchacho de 16 años, Sam Kanizay, se hallaba refrescándose en la playa de Dendy Street, al sudeste de Australia, tras una práctica de futbol. Al salir del agua vio sus pies llenos de arena y se sacudió, sin darle mucha relevancia. Unos pasos más adelante volteó nuevamente y estaban sangrando… Bastante.

Pulgas marinas comieron la piel de este adolescente

Pulgas marinas comieron la piel de este adolescente

Su padre, Jarrod Kanizay, declaró ante diferentes medios australianos que su hijo no se había dado cuenta de nada, sino más bien hasta el momento en que se hallaba fuera del agua, puesto que no sintió malestar alguno:

Él retornó a recoger sus zapatos y vio que sus piernas estaban llenas de sangre. Tan pronto como las limpiamos, siguieron sangrando. Ya en el centro de salud, había un sinnúmero de sangre en el piso.

Los doctores estaban estupefactos ante semejante situación, puesto que no habían visto algo de esta manera, aun, no conocían la especie de bicho que había causado tal hemorragia puesto que, además de esto, la sangre no solidificaba, con lo que se dictaminó que no solo mordieron su piel, asimismo su saliva tenía agentes anticoagulantes que entorpecían su alivio.

El muchacho no sintió dolor, ni ardor, no obstante el sangrado fue bastante difícil de supervisar.

Instantes después, el padre del joven retornó a la playa y capturó en una red que contenía carne cruda, a los pequeños insectos.

Jarrod explica que cuando puso la carne en internet esta estaba roja, pero según lo que parece, estos animales absorben toda la sangre, dejando los restos de color blanco, algo realmente sorprendente.

Para acotar el género de criatura que estaba ocasionando esto, se hizo un acuerdo entre los biólogos locales, entre ellos Genefor Walker-Smith, el responsable de la compilación de invertebrados marinos del Museo Victoria, y Richard Reina, maestro de biología de la Universidad de Monash, quien apuntó a medios locales que se trata de pulgas marinas y las marcas de mordedura en los pies de Sam son la prueba.

Las pulgas marinas incluyen una serie de especies carnívoras que son nativas de la bahía de Port Phillip, donde se halla la playa de Dendy Street.

Una de las variedades más frecuentes en esa zona es la Natatolana woodjonesi, que prefiere peces y animales muertos o bien moribundos. Pues las pulgas marinas por norma general prefieren la marea baja, Kanizay era un blanco simple.

Todos aguardan que Sam se recupere pronto, puesto que su caso es uno en miles, en tanto que estas pulgas extrañamente se hallan cerca de las playas y se piensa que un fuerte viento y la marea las arrastraron hasta ese sitio, con lo que el muchacho estaba en el instante y sitio equivocado.

Compartir

Comentarios