in , ,

Reina de belleza en Guatemala culpa a las “hormonas del sol” por el cambio climático

Los concursos de belleza han sido por años y años fuente de conocimiento popular avanzado, recuerden que gracias a ellos nos enteramos que Confucio fue un “chino japones que ideó la confusión”, o bien que Juan Pablo Duarte (militar dominicano) descubrió Hispanoamérica.

Bueno, puesto que este año no se quedaron atrás, y una de las concursantes de un certamen de belleza festejado en Guatemala nos ha dado otra cátedra de conocimiento muy grande, solo que esta vez no debe ver con Historia, no señor, sino más bien con el cambio climático, puesto que cuando se le cuestionó sobre el tema respondió que este se daba “por las hormonas del sol”.

No, no les engaño, y de verdad no comprendo cómo la gente presente pudo contener la risa, pero esta recordable contestación la dio una partícipe de nombre Amanda Monterroso a lo largo del concurso “Nuestra Belleza Sipacate 2020”, festejado el 30 de enero.

Este certamen se festeja año con año para escoger a la reina del ayuntamiento de Sipacate, en Guatemala, como ocurre en muchos lugares del planeta, pero esta es la primera vez que el concurso llega a oídos internacionales, y todo gracias a Amanda.

 

La ronda de preguntas y respuestas es bien conocida en esta clase de certámenes, puesto que es donde los jueces conocen un tanto más sobre las creencias de las concursantes. Cuando llegó el turno de Monterroso se le solicitó hablar sobre las razones del cambio climático, a lo que respondió muy convencida: “Buenas noches. Para mí, el cambio climático se significa de las hormonas del sol. Ha habido mucho calor y mucho frío, pero es por las hormonas del sol. Gracias”.

Los usuarios de redes sociales no lo pudieron dejar pasar y apuntaron el fallo de la concursante, mientras que otro conjunto afirmó sentir pena extraña por el vídeo. Desafortunadamente Amanda no ganó el certamen, pero sí nuestros corazones y la fama en la red después de obsequiarnos este entretenido instante.

Esta no es la primera vez que una concursante de un certamen de belleza da una penosa contestación frente a una pregunta supuestamente simple; acá les dejamos una entretenida colección de los instantes más chuscos de estos programas. Y recuerden, paz mundial.