El zoológico de la muerte vuelve a abrir: sigue a pesar de haber matado a 500 animales

Animales

Reinauguran el zoológico más mortífero del mundo. Un zoológico en Inglaterra ha provocado la indignación de los ingleses después de que se le renovase la licencia de funcionamiento pese a que cerca de quinientos animales han fallecido ahí, aparte de una persona bajo circunstancias sospechosas.

Reinauguran el zoológico más mortífero del mundo

Reinauguran el zoológico más mortífero del mundo

El zoo South Lakes Safari Zoo, en el Distrito Lake, es propiedad de David Gill, y ha tenido muchos inconvenientes como atracción turística, es por este motivo que en el mes de marzo pasado se le había negado una licencia después de que los inspectores revisasen el sitio.

No obstante, ahora se le ha dado una nueva licencia, puesto que conforme las autoridades (después de otra inspección), se observó que han tenido mejoras sustanciales, desde el momento en que es manejado por Cumbria Zoo Company Ltd (CZCL).

En su página de Fb, escribieron:

“Somos apasionados de los animales, y nos aseguraremos de fomentar una cultura de amor y cuidados, de estar al pendiente de sus necesidades para mostrarlos al público permitiéndoles conectarse con nuestros visitantes, mientras que sean apreciados y respetados”.

El parque zoológico se ha comprometido a sostener estándares altísimos en el cuidado de los animales y actividades de conservación.

“Tenemos una aproximación global en lo que se refiere a las necesidades de nuestros animales, nos enfocamos en las necesidades físicas de cada uno de ellos individualmente, y cuidamos de sus requerimientos psicológicos.

“Aspiramos al modelo de los ‘cinco dominios’, aspiramos a cumplir todos y cada uno de los requisitos que nuestros animales precisan para una calidad de vida óptima”.

Pero el parque zoológico de cincuenta hectáreas ha sido sujeto de cientos y cientos de crueldades, incluidas las muertes de treinta y uno lémures en un incendio.

En dos mil trece, la guarda de veinticuatro años, Sarah McClay, fue destrozada por un tigre de Sumatra, después de que escapase por una puerta abierta. Y conforme un reporte, cuatrocientos ochenta y seis muertes de animales fueron denunciadas, entre ellas la de un jaguar que debió ser sacrificado después de comerse sus garras; además de esto, los cuerpos de 2 leopardos fueron descubiertos devorados parcialmente, y un lemur colorado fue comido por un tigre.

Una tortuga llamada Goliat murió electrocutada por una cerca eléctrica, 2 girafas murieron (una por caer concretamente y otra por una infección), y 7 cachorros de león fueron sacrificados a los poquitos días de haber nacido, entre otras cosas.

Además de esto, el zoo debió indemnizar a otro trabajador cuando cayó de una escalera, tras nutrir a los tigres en dos mil catorce.

Los diarios asimismo reportan que Gill pudo haber vendido un búfalo por trescientos mil libras a cazadores y asimismo venados a un rancho en Australia. En dos mil cuatro, el zoo fue decomisado por la policía.

Maddy Taylor, de la Sociedad Protectora de Animales Cautivos, afirmó que están desilusionados de que los concejales hayan tolerado abrir al zoológico. Si bien Gill no maneja ya el zoo, se piensa que seguirá teniendo repercusión.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios