La usaban para experimentos cosméticos, lograron rescatarla y ahora ¡tiene una familia increíble!

Animales

Rescatan a beagle usada en experimentos y cambiaron su vida. Esta pequeña nació marcada para un atroz destino: ser un can de ensayos. Y sí, es tan atroz como suena, jamás tuvo ocasión de ser un cachorro o bien de aprender de qué forma ser un cánino. Nació y a los poquitos meses fue mandada a un laboratorio en el que hacen pruebas con los animales.

¡Ni tan siquiera tenía nombre!

Rescatan a beagle usada en experimentos y cambiaron su vida

Rescatan a beagle usada en experimentos y cambiaron su vida

Su identificación era un número que tiene tatuado dentro de su oreja.

¿Su… hogar? No tenía, vivía apartada en una jaula

Cuando fue salvada por The Beagle Freedom Project, no tenía masa muscular y era muy insegura, todo le daba temor. Cualquier sonido, persona, situación… ¡y ni qué decir de las inyecciones!

Nunca vamos a saber con lo que pasó, pero, tras ser salvada, su porvenir comenzó a relucir poco a poco más y más.

Y un MUY buen día… ¡fue ADOPTADA!

Su nueva familia le llamó Bea y está siendo consciente del daño que tenía, no solo física sino más bien emotivamente. ¡Pero están prestos a hacer todo cuanto esté en sus manos para curarla, y enseñarle lo que es un auténtico hogar!

Bea debió ir a una terapia para formar masa muscular

Y su restauración ha sido incesante y progresiva.

Es sorprendente ver de qué forma poquito a poco recupera la confianza

Cada día aprende de qué manera portarse como una perra, y es que aun cuando la adoptaron Bea no podía comer o bien tomar agua de un tazón, con lo que sus nuevos dueños debieron darle de comer en la boca para ayudarle: poquito a poco, con mucha paciencia y amor, esta admirable beagle aprende de qué forma vivir.

Cada mañana hay menos miedo en su mirada y más amor


“Es increíble ver lo difícil que era para ella admitir amor, se ocultaba siempre y en toda circunstancia andaba cabizbaja y con la cola entre las patas, miedosa y sin saber de qué manera actuar; ahora es otra, le encanta acorrucarse y que estén jugando con ella. Se sube a mi regazo y descansa mientras que la acariciamos”.

¡Le encanta que la abracen!

¡Además de esto, tiene otros amigos de cuatro patas!

La familia ya tenía dos perros cuando Bea llegó a la casa; antes creían que con ellos era más que suficiente, pero Bea llegó a complementar su hogar y ahora no imaginan la vida sin ella.

¡Sus días de tristeza acabaron!

Ahora sabe lo que es el calor de un hogar y no podría estar más feliz. Indudablemente tuvo un principios realmente triste, pero ahora su historia es otra, su mamá humana cuenta de qué manera le ha pedido perdón con lo que le hayan hecho y le ha prometido quererla para toda su vida.

¡Adiós ensayos! Sus mejores días están por delante

Si te agradó, comparte esta historia.

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios