Genio se roba un Ferrari 458 Spider y huye; lo detienen porque no le sabía poner gasolina

Autos

Se robó un Ferrari y lo detuvieron poniendo gasolina. Las malas acciones no siempre y en todo momento acaban de buena forma, y es que lo que sin esmero se gana, prácticamente siempre y en todo momento se pierde. Para muestra de ello la próxima historia ocurrida en Santa Ana, al sur de California, donde un hombre robó un Ferrari y creyó que se saldría con la suya.

Se robó un Ferrari y lo detuvieron poniendo gasolina

Se robó un Ferrari y lo detuvieron poniendo gasolina

El suntuoso auto con un valor de 300 mil dólares americanos fue robado por Israel Pérez Rangel, de 38 años, el mes pasado de octubre. El 458 Spider se hallaba en un centro de reparaciones de Costa Mesa, al instante del robo y un distraído trabajador del sitio había dejado la llave en el asiento, con lo que fue el instante idóneo para el ladrón.

Un vídeo de seguridad mostró en el momento en que un hombre no identificado entró al local, vestía una chaqueta de Ferrari, con lo que quizás muchos creyeron que era el dueño y absolutamente nadie le afirmó nada cuando se lo llevó.

Seguramente creyó que llevaba las de ganar, pero las autoridades ya buscaban el auto. ¿El fallo de este genio? Poner gasolina.

Sí, el 1 de noviembre la policía interceptó al sospechoso, se hallaba pidiendo dinero a desconocidos para poder ponerle gasolina al auto, aparte de que no sabía verter el combustible, toda la escena resultaba un tanto absurda y llamó la atención de los vecinos del sitio.

El hombre no se quedó a ver qué pasaba, y nada lento se dio a la fuga solo para finalizar oculto en unos matorrales cerca de la estación de servicio, donde por último fue detenido. El suntuoso auto mostraba señales de daño, probablemente fue chocado múltiples veces.

La policía después anunció que Pérez Rangel tenía antecedentes penales por robo y posesión de substancias, asi que se le dio sentencia por robo y agravio.

¿Y el dueño? No se preocupen, en verdad la dueña, Susan Friedman, no se durmió en sus lauros y demandó el seguro, adquirió un pasmoso Lamborghini Huracán 2018 en donde va a olvidar esta traumática experiencia.

Compartir

Comentarios