¿Debes ir al gimnasio si estás enfermo? Esta guia te dirá con qué malestares ir y con cuáles no

Deporte

Si te sientes enfermo, ¿deberías ir a entrenar o descansar?s si deberías saltarte el gimnasio para mejor ocuparte en reposar y recobrarte. Todo depende de cuáles son los síntomas que tienes y cuál es la gravedad de tu malestar.

¿Podrías saltarte un día de entrenamiento solo por el hecho de que te duele un tanto la cabeza o bien un diente? ¿Pero y si tienes diarrea o bien estás devolviendo?, entonces no importa lo vigoréxico que seas, baja esas pesas y retorna a tu cama a reposar.

Si te sientes enfermo, ¿deberías ir a entrenar o descansar?

Si te sientes enfermo, ¿deberías ir a entrenar o descansar?

Matt Reynolds, entrenador personal responde a la duda sobre en qué momento se puede y en qué momento no se puede ir a entrenar, mas desde este momento te digo, si la rodilla es la disculpa, no te salvas del gimnasio.

1. En qué momento NO deberías entrenar

Las únicas ocasiones en que deberías saltarte la rutina de ejercicio son muy pocas: si tienes mucha fiebre o bien vómito o bien diarrea incesante. Asi que aquí la simple respuesta: sencillamente no deseas cag*rte en tus pantalones, o bien devolver mientras que levantas pesas. Por otra parte, si tienes mucha fiebre, no es conveniente entrenar, pues hacer ejercicio puede acrecentar tu temperatura anatómico, por ende: te vas a sentir más enfermo.

Otro de los motivos por los cuales no deberías entrenar en estos 3 casos es por el hecho de que te expones a una insolación, puesto que tu cuerpo no tiene los bastantes líquidos, y sudar solo empeorará las cosas.

Como conclusión, Matt Reynolds, afirma que si tienes duda entre si ir o bien no trabajar debes aplicar la ley del cuello: si tu malestar se halla sobre el cuello (nariz resfriada, cefalea o bien tos) no tienes disculpa, debes ir a entrenar. Pero si tus dolores se hallan bajo el cuello (cuerpo cortado, fiebre, fuerte dolor de estómago), mejor ni pensarlo.

2. En qué momento DEBERÍAS de entrenar:

Esencialmente, si tienes cualquier otro dolor o bien malestar, debes ignorarlo y también ir al gimnasio. Si te preguntas ¿debería hacer ejercicio el día de hoy?, entonces DEBES de hacerlo. Cuando estás enfermo para hacer ejercicio, trabajar, ir a la escuela o bien cualquier otra cosa, ni tan siquiera consideras la opción de seguir con tu ejercicio o bien con tu vida.

Con lo que si tienes alguna pequeña infección, alergia, cefalea o bien gripe, nada te salva de entrenar y debes hacerlo pues en caso contrario vas a perder el ritmo que has ido edificando. Cuando vuelvas te va a costar mucho recobrarlo.

“La meta de hacer alzamiento de pesas cuando estás enfermo no es hacerte más fuerte, sino más bien intentar eludir un retroceso con el progreso. De mis clientes del servicio, los que más éxito han tenido son aquellos que son incesantes, si bien no se sientan al cien por ciento . La perseverancia es la clave para hacerte más fuerte”.

Tal vez si te sientes mínimamente enfermo, lo que deberías hacer es informar a tu entrenador y solicitarle que sostenga la intensidad, mas que reduzca el volumen de tu rutina. Por servirnos de un ejemplo, si levantas pesas, mantén exactamente el mismo peso, mas baja el número de reiteraciones.

Si corres, hazlo a exactamente la misma velocidad, pero reduce la distancia o bien el tiempo del ejercicio. Otra cosa que deberías hacer si tienes una leve fiebre es suprimir tu rutina el cardio, puesto que esto solo sumará más temperatura a tu cuerpo.

Entrenar en el momento en que te sientes mal es un trabajo bastante difícil, debes concienciarte para eso. Será más doloroso y complicado que en otros días, mas si consigues superar esta prueba, no solo te vas a sentir más orgulloso de ti, sino desarrollarás tenacidad y perseverancia, claves que son precisas para conseguir los resultados que buscas. Recuerda que lo que no te mata (o bien te genera diarrea y/o vómito incesante) solo te hace más fuerte.

Compartir

Comentarios