Últimos sismos alteran al supervolcán más peligroso; es un riesgo para toda la humanidad

Curiosidades

Sismos alteran al supervolcán más peligroso del planeta. El parque nacional de Yellowstone, ubicado en los E.U. y que se distribuye a través del territorio de Wyoming, Idaho y Montana, es uno de los lugares más sorprendentes de la tierra, mismo que contiene diferentes factores de estudio para la ciencia.

Y exactamente en los últimos días, los científicos se hallan preocupados, en tanto que debido a los miles y miles de temblores, llamado enjambre sísmico, el supervolcán que se halla bajo los suelos del parque podría erupcionar, atentando con cambios climáticos para todo el planeta.

Sismos alteran al supervolcán más peligroso del planeta
Sismos alteran al supervolcán más peligroso del planeta

Informes oficiales del Observatorio Vulcanológico de Yellowstone han revelado que el enjambre sísmico de los últimos meses ha sido uno de los más prolongados en las últimas décadas.

Los registros señalan que 2. 475 terremotos han ocurrido desde el 12 de julio pasado, siendo en el mes de septiembre uno de los más fuertes, que alcanzó una magnitud de 32 grados en la escala de Ritcher.

Conforme los estudios, el supervolcán de Yellowstone entra en erupción cada 6 mil años y su potencia podría superar hasta por 100 veces la de los volcanes normales.

Los científicos temen por todas y cada una de las formas de vida en el planeta, puesto que la erupción de este gigante formaría un prolongado invierno volcánico global.

Conforme RT noticias, Michael Poland, el científico a cargo del observatorio, explicó que la actividad sísmica de los últimos meses es una de las más altas, y si bien esto no quiere decir que la erupción sea ya un hecho inminente, se ha hecho una comparación con un enjambre sísmico ocurrido en 1985, cuando más de 3 mil terremotos sucedieron a lo largo de 3 meses toda la zona.

Poland señaló asimismo que es bastante difícil delimitar el número preciso de terremotos ocurridos, pues acostumbran a sobreponerse unos a otros o bien ser demasiado pequeños para registrarlos.

Compartir

Comentarios